– Jul 5, 2019, 15:00 (CET)

Los Gremlins regresan, pero no como lo esperabas: estas son sus claves

Los Gremlins regresan, pero no a la pantalla grande. El venidero servicio stream de WarnerMedia anunció, a principios de julio, que la franquicia tendrá una serie animada de diez episodios que se estrenará en el año 2020 y que formará parte del material original de la plataforma.

Titulada Gremlins: Secrets of the Mogwai contará los eventos previos a la historia de la duología de Joe Dante, estrenadas en 1984 y 1990 respectivamente.

Se trata de una reinvención para la franquicia, que en la actualidad trabaja en una tercera parte de la saga que aún carece de fecha de producción o de estreno. El argumento viajará a la Shangai de 1920 para seguir las peripecias de Sam Wing, que en el futuro se convertirá en el anciano misterioso en cuya tienda se encuentra el pequeño Gizmo en la primera película de la saga.

Para la ocasión, WarnerMedia decidió ofrecer una versión más ligera de los tenebrosas y divertidas criaturas que Dante convirtió en iconos de la cultura popular. La serie mostrará la amistad entre el pequeño Sam y el “mogwai” (espíritu maligno en cantonés) mientras ambos intentan encontrar el origen de Gizmo y también a su familia. Mientras recorren los campos chinos, la singular pareja se enfrentará a todo tipo de espíritus y monstruos mitológicos del país y también, a un empresario sediento de poder que desea que Gizmo le proporcione un ejército de malignos gremlins.

Sin duda es una propuesta atractiva y que quizás, allane el camino para el tan anunciado —y siempre postergado— estreno de la tercera parte de la franquicia, que ya cuenta con un guión del mismísimo Chris Columbus, que escribió las historias previas. “Estoy muy orgulloso del guion. Es enrevesado y oscuro ante todo”, aseguró Columbus en el 2017 a la web Slashfilms. No obstante, el proyecto ha tenido un lento desarrollo debido el costo presupuestario de la producción, lo que ha provocado sucesivos aplazamientos.

A pesar de eso, para Columbus y el resto del equipo la cosa está clara: la reinvención del universo de los gremlins será más espectacular gracias al uso de la tecnología CGI, que en palabras del guionista “permitirá remover cables y hacer que los muñecos cobren vida un poco más fácilmente”. Una posibilidad que convierte el posible regreso de los clásicos monstruos verdes a la pantalla grande en evento para la ciencia ficción y la fantasía. A su vez, la serie — que recorrerá el mundo mitológico asociado a los gremlins — podría ser el vehículo perfecto para presentar los monstruos verdes más queridos de la pantalla grande a toda una nueva audiencia.

Es evidente que para Warner el proyecto tiene una considerable importancia: la serie tendrá como guionista a Tze Chun (conocido por su trabajo en la recién finalizada Gotham) y tendrá como productoras a Warner Bros y Amblin Television, responsable del éxito de las películas de 1984 y 1990. La combinación intenta no solo traducir en lenguaje televisivo el espíritu de la historia original, sino, además dotar a Gremlins: Secrets of the Mogwai de la extraña personalidad que convirtieron a la franquicia cinematográfica en un icono del cine palomitero.

Todo lo que debes saber sobre los Gremlins antes de ver la serie

Para Warner Bros, revitalizar la franquicia de los Gremlins supone retomar un fenómeno que comenzó por tener el equipo artístico soñado detrás de las cámaras: la película del 1984 reunió a las promesas más sólidas del mundo del entretenimiento de la década que apenas comenzaba. Con guión de Chris Columbus (que luego daría vida a ese clásico atemporal como lo es The Goonies), dirigida por Joe Dante (que sorprendió a la audiencia con su estilo frenético en uno de los cortos de Twilight Zone: The Movie) y Steven Spielberg como productor ejecutivo, la película era un experimento arriesgado que terminó por convertirse en un éxito instantáneo.

Para el momento de su estreno, Gremlins resultó inclasificable. La combinación de comedia y horror era demasiado adulta para los niños y por momentos, muy infantil para los mayores. Pero aun así se convirtió en un taquillazo, al que solo le faltó un millón de dólares para alcanzar a otro gran clásico estrenado en el mismo fin de semana del ’84: Ghostbusters de Ivan Reitman. Con su ritmo frenético, estrafalaria puesta en escena, pero, sobre todo, aire siniestro Gremlins combinó géneros con una exitosa vuelta de tuerca a las tradicionales serie B. Además, añadió el infaltable elemento navideño, que años después la convirtió en un clásico extravagante de la televisión por cable.

Para 1990, el equipo volvió para la secuela Gremlins 2: The New Batch que, ya con mayor madurez, dotó a la película de un inequívoco tono adulto y teatral que la convirtió en una comedia oscura que, aunque no llegó a causar el impacto de su predecesora, sí amplió el universo original hasta extremos sorprendentes. Salvaje, con un importante añadido de metalenguaje e incluso formidables experimentos que llevaron a los Gremlins a romper la cuarta pared, completó de manera digna los eventos de la primera. Juntas, ambas películas se convirtieron en una atípica combinación de vanguardia narrativa y algo más singular, que sin duda hacen de cualquier intento de retomar la historia todo un reto.

¿Será el año 2020 el regreso de la clásica franquicia de los años ochenta? Con la serie de WarnerMedia en pantalla y la secuela ya más cerca de comenzar su producción, lo más seguro es que a treinta y seis años de su estreno, los gremlins para volver a poner patas arriba el mundo cinematográfico.