– Jul 3, 2019, 9:00 (CET)

Los juguetes reales en los que se basan los nuevos personajes de Toy Story 4

En la saga Toy Story sobran las referencias a juguetes reales y la última entrega de la franquicia no iba a ser menos, aunque esta vez se han remontado muy atrás en el mercado del entretenimiento infantil para encontrar nuevos personajes.

La saga Toy Story está repleta de referencias a juguetes reales, desde el Mr. Potato hasta Slinky Dog, pasando por las figuritas militares. La primera entrega de esta franquicia es quizá la que contiene más muñecos reales, ya que nos presenta a un grupo muy variado de juguetes en el cuarto de Andy. Los únicos enteramente ficcionados son Woody y Buzz, aunque incluso ellos están basados en productos que existieron de verdad.

Toy Story 4 no iba a ser menos y también ha utilizado muñecos bien reconocibles para introducir a los nuevos personajes. Algunos, no obstante, se remontan muy atrás en el tiempo y las generaciones más jóvenes no los podrán recordar. En este artículo vinculamos los nuevos juguetes de la última entrega de Toy Story con sus referencias reales, pero cuidado, hay algunos spoilers de la película.

Gaby Gaby

Disney Pixar

Gaby Gaby es la antagonista de esta película, una despiadada muñeca que manipula a Woody para quitarle su dispositivo de voz y reemplazar el suyo, defectuoso de fábrica. Cree que si deja de estar “rota” alguna niña querrá llevársela a casa por fin.

El personaje está basado en Chatty Cathy, una muñeca de Mattel de facciones muy similares a las de Gaby Gaby y que también dice algunas frases en voz alta. Fue muy popular entre las niñas en los años cincuenta y sesenta y no es la primera vez que la vemos en una producción audiovisual. Apareció en una capítulo de The Twilight Zone (1959), una serie de terror en la que fue adaptada como Talky Tina, una muñeca asesina. Lo más curioso es que Chatty Cathy y Talky Tina compartieron actriz de doblaje.

Benson y las marionetas

Disney Pixar

Gaby Gaby está acompañada en todo momento por Benson y otros dos muñecos de ventriloquía que hacen las veces de sus matones personales. Estos muñecos no pueden hablar y se mueven con bastante torpeza, dando bandazos con los brazos sueltos y la cabeza ligeramente caída.

Su aspecto es muy similar al de Charlie McCarthy, la marioneta del comediante Edgar Bergmen, que llevó su propio show de ventriloquía para televisión durante los años cincuenta. Su relación con el muñeco era tan estrecha que al morir lo heredó todo, dejando a su hija fuera del testamento. Candice Bergmen, que se convertiría después en actriz, aseguraba haberse sentido “eclipsada” por la marioneta toda su vida, que incluso tenía su propia habitación en la casa.

Esta clase de muñecos forman parte de la iconografía de terror del cine y la televisión. Han aparecido en numerosas películas, series y programas como The Twilight Zone (1959) y las novelas y adaptaciones televisivas de Pesadillas, de R. L. Stine, J. Lussier.

Duke Kaboom

Disney Pixar

Este personaje está basado en el especialista norteamericano Evel Knievel, famoso en los años sesenta y setenta por sus trucos subido a una moto. Era tan popular entre los niños que llegó a tener su propia versión de juguete, con moto, trampolines y toda clase de complementos. No obstante, estuvo rodeado de polémica y acusaciones por violencia de género y abusos sexuales, de modo que es fácil imaginar por qué no han usado su nombre real para la película.

En Toy Story 4 parodian una versión canadiense de Knievel a la que pone voz Keanu Reeves. Duke Kaboom es un juguete traumatizado porque sus funciones reales no cumplen las expectativas de los anuncios de televisión y su dueño se deshizo de él en cuanto vio que no podía saltar tan lejos como le habían prometido. Desde entonces, Duke no ha sido capaz de dar otro salto y se siente un fracasado.

La oficial Giggle McDimples

Disney Pixar

Esta simpática agente de policía en miniatura es una de las nuevas amigas de Bo Peep, que la acompaña en sus aventuras como juguete perdido. Pese a su tamaño, es un personaje enérgico y valiente, dispuesta a todo para ayudar a los demás juguetes.

Está basada en las antiguas Polly Pocket, cuando las muñecas apenas estaban articuladas y venían en estuches diminutos que se abrían y formaban una casa o, en este caso, una estación de policía. Las Polly Pocket se han modernizado mucho desde entonces e incluso llegaron a tener varias películas en los 2000 y una reciente serie de animación lanzada en 2018.

G.I. Joes

Disney Pixar

Junto a Bo Peep y Giggle McDimples se encuentran tres soldados que aparecen brevemente cuando Woody llega al parque infantil. Estas figuras de acción no tienen mucho peso en Toy Story 4, aunque fueron las protagonistas de uno de los cortos animados Toy Story Toons, lanzados después del estreno de la tercera película para no dejar morir a los personajes de la saga. En Toy Story de Terror, un G.I. Joe debe ayudar a los protagonistas a escapar de un relato terrorífico.

Los G.I. Joes son los únicos personajes nuevos de la franquicia que retoman la costumbre de utilizar sus nombres reales. Se trata de muñecos lanzados por Hasbro en 1964 para intentar replicar el éxito de Barbie con las niñas entre el público masculino. Los muñecos pasaron por un bache durante la guerra de Vietnam por la animadversión que se generó hacia todo lo militar, pero resurgieron en los ochenta y se volvieron muy populares.

Ducky y Bunny

Disney Pixar

Estos simpáticos peluches se cruzan en el camino de Buzz Lightyear cuando este acaba colgado como premio de feria. Pese a su aspecto adorable y blandito, ambos son personajes gamberros y violentos, cuyas ocurrencias locas son el alivio cómico de la película en más de una ocasión.

No está claro su origen, pero sus brillantes ojos de colores intensos nos recuerdan a los peluches de la marca Ty. Esta línea de juguetes está repleta de versiones pastel de animales, entre ellas patos y conejos similares a los de toy Story 4.