Esta noche podremos disfrutar de uno de los eventos astronómicos más importantes del verano: un eclipse parcial que envolverá más de la mitad de la Luna con una sombra oscura que perdurará sobre ella durante unas cuantas horas.

Al contrario que otros fenómenos, como las lluvias de estrellas, que suelen tener sus máximos bastante tarde para alguien que tenga que madrugar al día siguiente, esto ocurrirá a unas horas muy razonables, por lo que no hay excusas para quedarse en casa. La salida al exterior sin duda valdrá la pena.

¿Qué es un eclipse?

Los eclipses lunares se dan cuando la Tierra se interpone entre la Luna, en fase de luna llena, y el Sol, generando una sombra que se colocará parcial o totalmente sobre el satélite.

Pueden ser penumbrales, cuando la Luna se sumerge en la penumbra o, lo que es lo mismo, en la sombra parcial que queda entre los espacios más oscuros y los más iluminados. Si, por el contrario, se introduce en la sombra más oscura, pero solo lo hace una parte de ella, estaremos ante un eclipse parcial y si se sumerge completamente, ante uno total.

Esta vez podremos ver uno parcial, en el que se llegará a ocultar un 65% del satélite.

Muy fácil de ver

Al contrario que los eclipses solares, que solo se pueden ver en zonas muy concretas del planeta, los de Luna son mucho más amplios. De hecho, el de esta noche se podrá ver en prácticamente todo el globo, a excepción de algunas zonas de América del Norte, Centroamérica y Asia.

NASA

En España lo podremos ver durante las primeras horas de la Luna en el cielo, de modo que el oscurecimiento comenzará a las 22:02, llegando a su máximo a las 23:30. Después, la sombra irá desapareciendo poco a poco hasta dejar la Luna totalmente iluminada a las 01:00 del ya 17 de julio.

Para verlo no será necesaria ninguna equipación especial. Basta con buscar algún lugar con la menor contaminación lumínica posible y mirar al cielo, a simple vista y sin necesidad de protección para los ojos.

Por desgracia, en otros países, como México, el evento no podrá ser visto, ya que se generará durante el día. Pero eso no tiene por qué impedirles disfrutar de él, ya que pueden recurrir a transmisiones en directo, como la que tendrá lugar en el Observatorio de Greenwich, en Reino Unido, a las 23:00 BST (17:00 en Ciudad de México).