Normalmente estamos delante de nuestro ordenador cuando le damos órdenes. Abre este documento, reproduce esta canción, descarga este vídeo… Pero hay veces que tenemos que ausentarnos y dejamos el ordenador encendido haciendo su trabajo. ¿Cómo manejarlo a distancia?

Hay distintas maneras de controlar un PC sin estar presenta, principalmente gracias a que hoy en día cualquier equipo está permanentemente conectado a internet. Esto es una ventaja, ya que a través de la red podremos conectar dos dispositivos, nuestro PC y otro PC o nuestro PC con un smartphone o una tablet. Eso, y la aplicación adecuada.

Vamos a centrarnos en dos maneras concretas de controlar tu ordenador a distancia. Fácil, gratis y accesible para el común de los mortales. De ti depende elegir un método u otro según tus necesidades.

El Escritorio remoto de Windows

Partimos de un ordenador con Windows instalado que queremos controlar a distancia. La solución más simple nos la proporciona el propio Windows, que incorpora la tecnología RDP, acrónimo de Remote Desktop Protocol o Protocolo de Escritorio Remoto.

Esta tecnología permite precisamente controlar un ordenador desde otro. Uno hace de cliente y el otro de servidor. Está disponible en Windows desde su versión XP, por lo que buscando en la lista de aplicaciones instaladas no te será difícil encontrar la aplicación Conexión a Escritorio remoto.

En Windows 10, por ejemplo, activaremos el Escritorio remoto desde Inicio > Configuración > Sistema > Escritorio remoto. Solo tendremos que activar la opción Habilitar Escritorio remoto y anotar el nombre que se le asigna al PC en cuestión en el campo Cómo conectarse a este PC.

Para acceder a ese ordenador a distancia podemos emplear otro PC con Windows, un Mac o un dispositivo Android o iOS (iPhone, iPad). Si usamos Windows 10, solo hay que buscar la aplicación Conexión a Escritorio remoto e indicarle el nombre del PC al que vamos a conectarnos.

Desde otras plataformas, primero descargaremos Escritorio remoto (Microsoft Store, Google Play, Mac App Store, App Store) y luego le indicaremos el nombre del PC al que vamos a conectarnos.

La conexión será más o menos fluida en función de la velocidad de conexión. Además, que podamos hacer una u otra acción dependerá de las opciones que hemos configurado previamente en el ordenador que queremos controlar a distancia.

Acceso remoto con TeamViewer

Si en vez de aprovechar las opciones que ofrece Windows preferimos acudir a aplicaciones de terceros, hay un surtido de apps que nada tienen que envidiar al Escritorio remoto de Microsoft.

Una de ellas es TeamViewer, de la que hemos hablado en otras ocasiones y a la que le dedicamos un artículo titulado TeamViewer, la herramienta más completa para conectar dos o más dispositivos.

Al igual que la herramienta de Microsoft, puedes controlar tu ordenador a distancia con TeamViewer desde otro ordenador, desde un Mac o desde dispositivos móviles compatibles con iOS y Android. Solo tienes que instalar TeamViewer en ambos equipos, servidor y cliente.

Por un lado, facilitaremos un código único desde TeamViewer servidor para que desde la versión cliente nos conectemos de manera exclusiva. En función de las opciones o permisos que hemos activados, además de ver el escritorio del ordenador controlado podemos enviar archivos y ejecutarlos, abrir aplicaciones, etc.