Apple estaría preparada para abandonar el mecanismo de mariposa en sus MacBook tan pronto como este mismo año. Dicho diseño, que llegó a los portátiles de la compañía en 2015 y se ha ido extendiendo desde entonces a todas las gamas lanzadas en los años siguientes, ha sido un foco constante de problemas que se ha acentuado durante los últimos años de manera especial, con cientos de quejas y reportes de usuarios por mal funcionamiento.

Tal y como recoge 9to5Mac, Ming-Chi Kuo, el popular analista reconocido por sus filtraciones relativas a novedades de productos de Apple, asegura ahora que la firma de Cupertino alzará la bandera blanca en 2019 y dará por perdida una guerra de la que, según parecía el pasado mes de mayo, aún confiaba en salir victoriosa. Era la cuarta revisión que se hacía del teclado con mecanismo de mariposa para solventar sus carencias.

De la mariposa a la tijera

Según Kuo, Apple daría un paso atrás y volvería de nuevo al teclado con un mecanismo de tijera, el cual era el que se podía encontrar anteriormente en los ordenadores de la compañía y que continúa estando presente en la actualidad en el Magic Keyboard, el teclado Bluetooth que se vende por separado o con los iMac. No sería exactamente igual que las anteriores ediciones, sin embargo, pues cambiarían su diseño y añadiría fibra de vidrio para hacerlo más resistente –más que aquellos con mecanismo de mariposa, seguro–.

Mecanismo de tijera (izquierda) vs. mecanismo de mariposa (derecha).

El mecanismo introducido por Apple en 2015 reducía el espacio que requería la tecla para registrar una pulsación sobre ella, resultando en un recorrido inferior al mecanismo de tijera que, más allá de gustos e impresores a la hora de hacer uso del mismo, acarreaba problemas de durabilidad. Tanto por fallos inherentes al mismo como por otros provocados por agentes externos –como suciedad que se introducía entre los pequeños resquicios entre tecla y cuerpo, impidiendo realizar la pulsación correctamente–, parecía claro que la experiencia distaba mucho de los estándares de calidad que caracterizan a la empresa. Este artículo de The Wall Street Journal (en inglés) es ideal para experimentar en primera persona las consecuencias de estos problemas.

De producirse finalmente, la vuelta de Apple al mecanismo de tijera supondría una retirada que, aunque tardía, sería vastamente agradecida por los usuarios. El citado analista asegura que el primer portátil en incorporar este mecanismo será el MacBook Air de este mismo año, no llegando al MacBook Pro hasta 2020.