Recopilamos algunas de las preocupaciones más frecuentes de esta época y explicamos por qué la mayoría no son tan peligrosas como se cree, y por qué algunas tienen un riesgo mayor de lo que se podría imaginar.

Estos son los mitos y las verdades sobre los chismes.

1.- Cuanto más alto sea el SPF de tu protector solar, mejor

SPF significa “factor de protección solar” y, en general, cuanto más alto es SPF, mayor es la cantidad de rayos de sol que bloquea, pero no por mucho. El filtro solar SPF 15 bloquea el 93 por ciento de la radiación UVB, pero el SPF 30 solo incrementa esa protección al 97 por ciento y el SPF 50 la eleva a solo el 98 por ciento.

Al final, no se trata del número en la botella, sino de la cantidad de protector solar en tu cuerpo, es por eso que los expertos recomiendan aplicarlo al menos cada dos horas.

2.- Alergia a la picadura de insectos

Cualquiera puede ser alérgico a las picaduras de abejas, incluso si nunca se han encontrado con una abeja en su vida. Si tienes una reacción alérgica en la primera picadura, no te preocupes; es poco probable que sea fatal, ni hay garantía de que tengas una reacción alérgica la próxima vez que alguna te pique, la probabilidad es inferior al 50 por ciento.

Los signos más reveladores de una reacción alérgica a la picadura de una abeja son: sensación de mareo y hormigueo, picazón y urticaria generalizadas, hinchazón de los labios y la lengua, dificultad para respirar e incluso pérdida de la conciencia. Si después de una picadura de abeja se detecta estos síntomas, es necesario que la víctima reciba atención médica de inmediato.

3.- La citronela repele a los mosquitos

Existe la creencia de que la citronela, también conocida como Malojillo, hierba limón o limoncillo, ahuyenta los mosquitos. Sin embargo, un estudio realizado en el año 2017 probó 11 productos diferentes repelentes de mosquitos, incluyendo brazaletes, repelentes sónicos y una vela de citronela, encontrando que ninguna de estas soluciones tuvo el efecto esperado. Peor aún, la vela de citronela en realidad atrajo más mosquitos.

4.- La mayonesa causa intoxicación alimentaria

A decir verdad, cualquier cosa que proporcione un hogar cómodo para que las bacterias crezcan puede causar intoxicación alimentaria, pero ese no es caso de la mayonesa. En su forma más básica, la mayonesa es solo aceite, yemas de huevo y un componente ácido como el vinagre o el jugo de limón, y ese contenido de ácido en realidad ayuda a matar las bacterias.

Investigaciones muestran que bacterias como Estafilococos aureus, Salmonella, E. coli, L. monocytogenes y Yersinia enterocolitica mueren cuando se inoculan en mayonesa y aderezos. Eso significa que, contrario al pensar popular, agregar mayonesa a los alimentos puede reducir el riesgo de que otros ingredientes provoquen intoxicación.

Este artículo fue publicado originalmente en Tekcrispy