PUBG Corp., compañía responsable de PlayerUnkown’s Battlegrounds (PUBG), anunció la fundación de Striking Distance, un nuevo estudio con sede en San Ramon, California. Estará liderado por Glen Schofield, cofundador de Sledgehammer Games (Call of Duty: WWII) y antiguo vicepresidente del desaparecido Visceral Games (Dead Space). Además, confirmaron que el equipo de desarrollo ya se encuentra trabajando en su primer proyecto.

Lo más interesante es que no seguirán el camino del popular battle royale. Si bien el juego estará ambientado en el mismo universo de PUBG, el plan es ofrecer una "experiencia narrativa original". Sin embargo, no quisieron adelantar detalles sobre la historia, mucho menos cuándo estará disponible y en qué plataformas.

Su web tiene algunas ofertas de trabajo disponibles, y están buscando gente con experiencia en campañas en solitario y modalidad multijugador. Lo anterior deja entrever la posibilidad de que el título se complemente con algún apartado en línea. Recordemos que, en los últimos años, juegos como Destiny y The Division ofrecen experiencias online sin perder el componente narrativo, una propuesta que se ha ganado a millones de jugadores.

Pese el fenómeno mundial que representa Fortnite, los creadores de PUBG no han bajado los brazos en ningún momento, logrando mantener el segundo puesto de popularidad. Explorar otro tipo de géneros será un paso importante para la franquicia, pero deberán ofrecer una aventura distinta si de verdad quieren destacar entre los múltiples juegos de disparos que existen en la actualidad.

No es la primera vez que intentan distanciarse un poco de su producto estrella. La propia PUBG Corp. aseguró hace tiempo que un equipo trabaja en otros proyectos relacionados con PlayerUnkown’s Battlegrounds. No obstante, el modo battle royale se dejaría de lado. Es importante dejar claro que lo anterior no significa que se olvidarán del juego que los llevó al éxito.