El pasado febrero, los desarrolladores Billy Laws y Max Keller lograron instalar Android en una Nintendo Switch, lo cual permitió transformar la consola en un tablet con algunas funciones básicas. Sin embargo, requerían más tiempo para perfeccionar su propuesta, por lo que no hicieron público su procedimiento ni mucho menos el software. Tras varios meses de trabajo, parece que muy pronto estará disponible para cualquier interesado.

Según mencionan en XDA Developers, Laws está cerca de concretar el port de Android para la Nintendo Switch, y el portal tuvo la oportunidad de probar una versión beta. Afortunadamente, han logrado aprovechar los componentes técnicos de la consola híbrida, como su procesador Nvidia Tegra X1 o los 4GB de memoria RAM LPDDR4, suficientes para disfrutar una experiencia adecuada con el sistema operativo de Google.

Incluso es posible descargar juegos desde la Play Store y controlarlos por medio de los Joy-Con, pero no todos los títulos son compatibles. PUBG Mobile, por ejemplo, no los reconoció en esta beta, un inconveniente que seguramente resolverán en el futuro. De momento los mandos mencionados solo funcionan de manera inalámbrica por Bluetooth, ya que no ha sido posible detectarlos cuando se encuentran acoplados a la pantalla.

Respecto al rendimiento gráfico, la Switch no tuvo problemas para correr PUBG Mobile con los ajustes predeterminados. También se obtuvieron buenos resultados con emuladores como DraStic (Nintendo DS), no obstante, Dolphin Emulator y Steam Link dejaron de funcionar adecuadamente al actualizarse a sus últimas versiones, otro problema que tendrán que corregir antes del lanzamiento final.

Si bien se mantiene el soporte para los controles táctiles, toda la interfaz se pude controlar con los Joy-Con. Esta característica es ideal para conectarla al televisor, pues se ha mantenido el soporte para conexión HDMI. De hecho, los usuarios podrán conectar un teclado y ratón en los puertos USB del dock.

XDA Developers

Otra de las buenas noticias es que Android corre desde la tarjeta Micro SD, por lo que no será necesario instalarlo en la memoria interna. Eso sí, el procedimiento requiere ejecutar un exploit en la consola, una práctica totalmente prohibida por Nintendo que pudiera resultar en una expulsión de sus servicios en línea. Todavía no se concreta una fecha específica para el lanzamiento del port, pero los desarrolladores están dedicando esfuerzos para tenerlo listo muy pronto.