Tim Cook dio el discurso de la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford, en California, el pasado domingo 16 de junio de 2019. A lo largo de sus frases ofreció consejos valiosos hablando sobre la privacidad, la pérdida de Steve Jobs y la importancia de construir.

El CEO de Apple hizo énfasis en el hecho de que mucha de la innovación actual ha salido de Silicon Valley, pero insiste en que es inaceptable perder nuestra privacidad a cambio de disfrutar de avances tecnológicos:

"Si aceptamos como algo normal que todo en nuestra vida puede ser agregado, vendido o filtrado en caso de un hackeo entonces estamos perdiendo mucho más que nuestros datos personales, perdemos la libertad de ser humanos. En un mundo sin privacidad digital, aún cuando no hayamos hecho nada malo más allá que pensar de forma distinta, empiezas a autocensurarte. No del todo al inicio, pero sí poco a poco. Arriesgar menos, anhelar menos, imaginar menos, atreverte menos, hablar menos, pensar menos. El efecto de la vigilancia digital es profunda y alcanza casi todo. Terminaríamos en un mundo pequeño, sin imaginación, irónicamente, el ambiente en el cual Silicon Valley jamás hubiese sido lo que es. Merecemos algo mejor, ustedes merecen algo mejor", argumentaba Cook.

Cook también tocó el tema de Steve Jobs y cómo estaba seguro que se recuperaría del cáncer que le aquejaba, cómo uno puede estar preparado, pero no listo, para tomar las riendas de grandes responsabilidades.

El CEO de Apple explicó que fue la época en la que más solo se sintió en su vida, las inmensas expectativas que había entre las personas que estaban a su alrededor, cómo eso lo empujó a ofrecer la mejor versión de si mismo y al mismo tiempo evitar que eso sea lo que dicte las decisiones de su vida.

"El hecho es que cuando el momento llegue, y va a llegar, nunca estarán listos. Pero no deberían estarlo. Encuentren esperanzas en lo inesperado. Encuentren valor en el reto, encuentren su visión en ese camino solitario. No se distraigan. Hay demasiadas personas que quieren crédito sin asumir responsabilidades. Hay demasiadas personas que se aparecen en la ceremonia de inauguración sin construir algo que valga la pena. Sean diferentes, dejen algo de valor y siempre recuerden que no se lo pueden llevar, deben de dejarlo y entregarlo a la siguiente generación".

Este fue el escenario en que Steve Jobs dio su famoso discurso 14 años atrás, el cual, sin duda alguna, ha marcado a millones de personas, por medio de tres historias acerca de fracaso, resurgir de las cenizas y la importancia del éxito sin dejar de ser curioso, entusiasta o hacerte cínico.

Además, mencionó la importancia de ser hacer cosas nuevas, independientemente del camino profesional que decidan tomar. "No deberías empezar desde cero para construir algo monumental. Los constructores e inventores se sienten cómodos con la creencia que el trabajo de toda su vida será más grande que ellos mismos, más grande que una persona particular. Saben del efecto que tendrán en las próximas generaciones. Eso no es accidental, es todo el argumento".