Con las tensiones entre Estados Unidos y China más patentes que nunca, y con Huawei en estado de crisis tras haberle sido prohibido comercializar con las empresas norteamericanas, una triple alianza podría estar fraguándose en territorio asiático para sacar a la tecnológica del atolladero. La empresa de Shenzhen, quien se encuentra desarrollando su propio sistema operativo para sustituir a la versión de Android firmada por Google, estaría contando para tal fin con sus compatriotas Xiaomi y Oppo.

Así lo ha afirmado el diario local Global Times a través de su perfil de Twitter, en unas declaraciones que se atribuyen a la compañía en lo que parece haber sido un evento de la firma para discutir la situación actual de la empresa. Lo recoge la citada publicación de la siguiente manera:

Fabricantes chinos de smartphones, incluidos Xiaomi y Oppo, están probando el sistema operativo de Hauwei HongMeng OS. Cuando el Global Times preguntó acerca de cuándo se lanzará el nuevo sistema, que podría desafiar a Android de Google, el ejecutivo de Huawei Shao Yang ha dicho: "Es un secreto."

Un millón de terminales en prueba

Según hemos podido saber recientemente en base a otra información local, ya habría un millón de terminales con este sistema operativo instalado, lo cual evidenciaría los esfuerzos de Huawei por intensificar y acelerar el proceso de desarrollo del mismo. Este software, que llegaría a finales de este año para el territorio chino bajo el mencionado nombre de HongMeng OS y al resto del mundo como Ark OS, podría diferir estar más separado de las actuales versiones de Android de lo que se habría reportado en un primer momento.

La ayuda de compañías como Oppo o Xiaomi a la hora de perfeccionarlo puede ser vital para tenerlo listo lo antes posible, algo que también invita a pensar que estas empresas podrían optar por la versión de Huawei, al menos en China, una vez este sea lanzado finalmente. Por el momento no hay comunicados oficiales de ninguna de las empresas al respecto.