Google es otra de las compañías que ha realizado movimientos para evitar las posibles consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Según informa Bloomberg, los de Mountain View están moviendo la producción de sus dispositivos Nest fuera del país asiático, concretamente hacia Taiwán y Malasia. Es importante mencionar que los productos afectados son únicamente los que se exportan hacia el territorio norteamericano.

Sin embargo, los dispositivos inteligentes no son los únicos involucrados en la decisión. Sus placas base, que se usan en los servidores de los centros de datos en Estados Unidos, también dejarán de fabricarse en China. Su producción, al igual que los de Nest, se trasladará a Taiwán. De esta manera el gigante de internet busca protegerse de aranceles que podrían alcanzar hasta el 25%.

Ayer, el Wall Street Journal dio a conocer que Nintendo moverá parte de la producción de la Switch fuera de China. Su preocupación es exactamente la misma: la posibilidad de que el el gobierno chino anuncie nuevos impuestos sobre los productos exportados hacia Estados Unidos. Lo anterior podría reflejarse en un aumento considerable de precios, perjudicando tanto a las compañías como al consumidor final.

Otro gigante de California, Apple, podría mover su producción si la guerra comercial entre las dos naciones alcanza una mayor dimensión. Young Liu, ejecutivo de Foxconn, señaló a Bloomberg que hasta el 25% de la producción de sus fábricas ya se encuentra fuera del país asiático, sin embargo, están listos para mover las líneas de Apple a otro lugar. De momento, los dirigidos por Tim Cook no han dado esas instrucciones. India se presenta como la primera alternativa, pues en esta región ya se fabrican algunos iPhone.