El Gobierno en funciones ha aprobado un real decreto para facilitar el desarrollo del 5G y la correspondiente resintonización de la TDT (Televisión Digital Terrestre), que tendrá que abandonar la banda de los 700 MHz antes de ser licitada a los operadores de telecomunicaciones que presten servicios 5G.

Para compensar los gastos derivados de los procesos de adaptación y actualización de los receptores de señal televisiva instalados en las comunidades de vecinos, el Gobierno ofrecerá ayudas de entre 104,3 y 677,95 euros. La partida total será de 150 millones de euros.

Esta medida forma parte del Segundo Dividendo Digital, el proceso por el cual se libera la banda de los 700 MHz antes de ser ocupada por los servicios de telefonía móvil. Este mismo proceso se llevó a cabo antes de desplegar las infraestructuras 4G, que actualmente hacen uso de las frecuencias de 800 MHz.

El Segundo Dividendo Digital tendrá que completarse antes del 30 de junio de 2020, fecha a partir de la cual la banda de los 700 MHz debe quedar libre para los operadores españoles. De esta forma, el Gobierno cumplirá con las directrices impuestas por Bruselas, que marcan el mes de junio como fecha límite para este movimiento.

Queda en el aire, por el momento, la fecha en la que los operadores podrán pujar por la banda de 700 MHz, que, como ya ocurrió con los 800 MHz y el 4G, mejorará la cobertura del 5G en interiores (edificios, hogares, etc.) y facilitará los despliegues en zonas rurales. Vodafone –único operador que, por el momento, presta servicios 5G en España– utiliza la banda de los 3,7 GHz, la cual fue licitada el pasado verano.

Los canales de TDT actuales pasarán a operar entre los 470 y los 694 MHz, pero no habrá cambios ni en el listado. Los proveedores de televisión, eso sí, tendrán que emitir en alta definición antes del 1 de enero de 2023, según el nuevo pack de medidas anunciado por el Gobierno.