Una de las más apasionantes preguntas que los investigadores tratan de responder es: ¿estamos solos en el universo? ¿Hay más planetas habitables en la inmensidad del firmamento? No es una duda fácil de resolver porque para dar con una respuesta hay que mirar ahí arriba una y otra vez. Para ello hay múltiples proyectos que buscan y estudian los planetas que giran alrededor de otras estrellas. Por el momento no tenemos una respuesta, claro, pero con cada nuevo descubrimiento estamos más cerca de, al menos, conocer si hay agua en otros planetas.

Esta vez la estrella ganadora, es decir, a la que los investigadores le han encontrado dos planetas que están en zona potencialmente habitable, es decir, que las condiciones son idóneas para la vida (otra cosa es que haya surgido) es la Estrella de Teegarden. Se trata de una de las enanas rojas más pequeñas con la que los investigadores han dado, se encuentra en la constelación de Aries, a tan solo 12,5 años luz. Teegarden es siete veces más pequeña que nuestro Sol y apenas tiene un 8% de su masa. De hecho, brillan tan poco (1.500 veces menos que nuestra estrella) que su descubrimiento tan solo se remonta a 2003.

Estos exoplanetas, además de orbitar alrededor de Teegarden en la zona de habitabilidad, están entre los más próximo a nosotros y han sido llamados Teegarden b y c. El único planeta fuera del sistema solar que está más cerca que estos es Próxima b, que está a 4,5 años luz. Exoplanetas como estos dos recién encontrados son el objetivo principal para futuras búsquedas de vida más allá de nuestro sistema solar.

El estudio, publicado este martes en Astronomy & Astrophysics, ha sido realizado a nivel internacional por el consorcio CARMENES, en el que participa españa desde el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA). El instrumento CARMENES (Calar Alto High-Resolution Search for M dwarfs with Exoearths with Near-infrared and optical Échelle Spectrographs) es "un espectrógrafo óptico y de infrarrojo cercano de alta resolución construido en colaboración con 11 instituciones de investigación españolas y alemanas", apuntan desde el CAB. Esta herramienta está instalada en el telescopio de 3,5 metros del Centro Astronómico Hispano Alemán de Calar Alto, en Almería.

¿Cómo se han descubierto?

"Hemos estado observando esta estrella con el instrumento CARMENES desde el inicio de la campaña de observaciones hace tres años, con el fin de medir su movimiento con gran precisión”, explica en el comunicado de prensa el doctor Mathias Zechmeister, investigador postdoctoral de la Universidad de Göttingen (Alemania) y autor principal del estudio. Para poder llegar a la conclusión de que la estrella tiene, al menos, dos exoplanetas hicieron falta 240 observaciones durante este tiempo.

Por su parte, Stefan Dreizler, catedrático de la Universidad de Göettingen y coautor del estudio, no descarta la posibilidad de que estos dos planetas "pueden ser parte de un sistema más grande". "Las estrellas de muy baja masa parecen tener sistemas planetarios densamente poblados", afirma el catedrático. Por el momento, la búsqueda de nuevos compañeros en la Estrella de Teegarden va a continuar en nuevos estudios.

Pero ¿cómo han dado con estos dos nuevos exoplanetas? "El método utilizado para la detección de los planetas es conocido como técnica Doppler", detalla el CAB en un comunicado de prensa. ¿Y esto qué significa? Pues que cuando un planeta orbita alrededor de una estrella, "provoca en esta un pequeño movimiento de acercamiento y alejamiento que induce un efecto sutil de desplazamiento Doppler en la luz observada procedente de la estrella", explican. O, lo que es lo mismo, se mira la variación de luz de la estrella y si esta cambia probablemente tiene un planeta en tránsito, por lo que hay que seguir observando para contrastar que así sea. El instrumento instalado en el telescopio de Calar Alto tiene una gran precisión a la hora de observar estos movimientos. Además, al observar una estrella tan pequeña "el movimiento que provoca el planeta es mayor y se repite con más frecuencia", por lo que es más fácil dar con ellos.

"CARMENES es el primer espectrómetro de alta precisión en funcionamiento diseñado específicamente para encontrar planetas utilizando esta ventaja de la enana roja", detalla Zechmeister en el comunicado. ¿Por qué es así? Porque la temperatura de la Estrella de Teegarden (2.600º C) es menor que la de nuestro astro rey (5.500º C), "por lo que irradia la mayor parte de su energía en longitudes de onda rojas e infrarrojas", justo para las que está diseñada esta herramienta, de ahí que sea idea para este tipo de observaciones.

Recreación artística del sistema de la Estrella de Teegarden. ©Universidad de
Göttingen.

Por otra parte, esta enana roja tiene el honor de ser "la más pequeña y más fría alrededor de la que se ha detectado algún planeta con el método Doppler", según explica el doctor José Antonio Caballero, coautor del estudio e investigador del CAB en el comunicado de la institución.

"Los datos indican que el planeta Teegarden b, situado a una distancia de la estrella del 2,5% de la distancia Tierra-Sol, tiene una masa similar a la de la Tierra y un periodo orbital de 4,9 días", indican desde el CAB, mientras que "el planeta Teegarden c es también similar a la Tierra en términos de masa, completando su órbita en 11,4 días y distando de la estrella un 4,5% de la distancia Tierra-Sol". Como esta estrella irradia menos energía que nuestro astro, lo lógico es que estos planetas tengan unas temperaturas templadas y "podrían, en principio, albergar agua líquida en su superficie, especialmente el más exterior, Teegarden c", añaden.

Estos dos nuevos exoplanetas se convierten, así, en dos nuevos éxitos del proyecto CARMENES, "diseñado específicamente para buscar planetas alrededor de las estrellas menos masivas", tal y como apunta el doctor Ignasi Ribas, coautor del estudio e investigador del IEEC en el ICE/CSIC. Estos hallazgos se suman a los otro nueve exoplanetas ya encontrados por este instrumento.