La Apple Card es uno de los productos más interesantes que Apple presentó en su evento de It's Showtime junto a los nuevos servicios. La tarjeta de crédito de la compañía en colaboración con Goldman Sachs está empezando a ser probada por los empleados de la compañía en una suerte de programa beta previo al lanzamiento dentro de los Estados Unidos en algún punto del verano.

Aunque el CEO del banco de inversión ya apuntó que estaban interesados en llevar esa tarjeta a otros países fuera de Estados Unidos, lo cierto es que las noticias en este sentido son bastantes limitadas, algo lógico si tenemos en cuenta que todavía no está en circulación y que su salida en Estados Unidos servirá como termómetro para comprobar su viabilidad.

Ahora, según apuntan Bloomberg, Apple estaría en conversaciones con algunas entidades europeas para llevar su nueva tarjeta de crédito a los países comunitarios, sin que hayan trascendido más detalles en este respecto, pero es un indicio interesante el hecho de que fuentes cercanas a la compañía apunten a un interés de la misma para sacar algunos de sus productos más allá de las fronteras americanas.

El uso masivo de tarjetas crédito en Europa funciona diferente al de Estados Unidos, donde está más extendido su uso para todo tipo de compras y operaciones diarias, por lo que es lógico pensar que Apple deba estudiar muy detenidamente las regulaciones y los mercados europeos antes de lanzar un sistema de estas características en la zona comunitaria.