Al igual que con PlayStation, Sony ha celebrado una reunión de estrategia corporativa para exponer sus planes de cara al futuro de sus diferentes divisiones. En el móvil, una de las piezas de Sony que más ha sufrido estos años atrás, el futuro planteado por la compañía no es nada halagüeño para algunos mercados, y como ha demostrado su hoja de ruta, parece que el fabricantes japonés busca reforzar sus mercados clave y abandonar aquellos que no son del todo rentable.

https://hipertextual.com/2019/04/sony-mitad-trabajadores-smartphones

Ahora que la división móvil de la compañía está bajo el paraguas de las televisiones, audio y cámaras, la compañía también va a reenfocar sus esfuerzos en algunas regiones comerciales, empezando por recortar en 50% sus costes operativos, lo que se traduce directamente en la retirada de Sony de India, Australia, Canadá, Sudamérica, México, África y Medio Oriente, para apostar más fuertemente por Japón, Europa, Taiwán y Hong Kong.

El fin último que persigue la compañía con este movimiento es el de volver a hacer rentable su división de móviles. Con esta estrategia, Sony espera que el negocio de smartphones de la compañía vuelva a ser rentable a partir de 2020, esta vez con una estrategia más reducida en cobertura de mercado pero más focalizada en conseguir una mayor penetración de los mercados en los que históricamente ha sido más fuerte o en los que la compañía cree que tiene mayor potencial.

Imagen: GSM Arena/ Sony

De momento, y como suele ser habitual en estos movimientos, nada cambiará de forma inmediata para los usuarios, pero si que está claro que países como México se quedan fuera, definitivamente, de la próxima rotación de lanzamientos y actualizaciones en tanto la compañía ya no operará en el país americano con su división móvil.