Paramount Pictures anunció que Sonic the Hedgehog, la película live-action del famoso personaje de videojuegos, ha retrasado su estreno hasta el 14 de febrero de 2020. ¿El motivo? La producción necesita más tiempo para arreglar el tan criticado diseño de Sonic. Originalmente, la película estaba prevista para llegar a los cines el 8 de noviembre del año en curso, pero los comentarios negativos surtieron efecto.

Tras liberarse el primer tráiler, la gente expresó su decepción por el aspecto del erizo. Jeff Fowler, director del filme, confirmó a principios de mayo que se realizarían cambios, pues sabían que los fans no estaban contentos. "Todos en Paramount y Sega están totalmente comprometidos en hacer de este personaje el mejor que pueda ser", añadió.

Ahora el propio Fowler acepta que requieren más tiempo para "hacer a Sonic bien". Sin duda, modificarlo por completo no es una tarea fácil para el equipo de efectos visuales. Es probable que en esta ocasión prefieran apoyarse en los diseños creados por SEGA, de lo contrario será complicado recibir buenos comentarios.

De hecho, las críticas hacia Sonic the Hedgehog aumentaron con el estreno de Pokémon: Detective Pikachu, ya que la obra de Warner Bros. sí respetó la identidad de las criaturas. De momento se desconoce cuándo publicarán un tráiler que muestre al nuevo personaje, pero ese adelanto podría ser clave para obtener el interés del público.