Uno de los anuncios más importantes del Computex, aprovechando la presentación de NVIDIA, ha sido la confirmación de la vuelta de uno de los títulos más importantes de la historia de los FPS: Quake II. Y lo hará no solo siendo compatible con los equipos actuales, también con una buena dosis de mejora en los gráficos, incluyendo trazado de rayos y mejoras en la iluminación.

Quake II RTX no es un remake del juego ni un remaster, es la versión clásica del juego de iD Software con algunas mejoras compatibles con las últimas tecnologías de NVIDIA, una suerte de demostración de lo que es capaz la nueva generación de GPUs, incluso en los títulos más clásicos en los que apenas hay espacio de mejora si no se vuelven a construir desde cero.

No obstante, la inclusión de la tecnología de RTX en Quake no es cosa menor. La gente de NVIDIA ha tenido que cambiar la iluminación del juego para que funcione en tiempo real y sea controlable. Desde la inclusión de luz solar precisa e iluminación indirecta hasta nuevos modelos de refracción de luces sobre agua y vidrio.

También se han incluido superficies reflectantes y transparentes. Se ha editado el mapeado para que se aprecien detalles adicionales de las superficies. Partículas y efectos láser para armas, nuevos entornos y texturas para montañas, cielo y nubes, que se actualizan cuando se cambia la hora del día, una pistola de bengalas para iluminar rincones oscuros donde se esconden los enemigos... en definitiva, muchísimas mejoras en el juego para hacerlo más real e inmersivo, pero manteniendo la esencia del original.

El juego llegará a la plataforma de NVIDIA y Steam el 6 de junio, y ofrecerá una demo gratuita de tres niveles. Para los que ya tengan Quake II podrán jugar a la totalidad del juego en su versión RTX, y los que no, tendrán que pasar por caja una vez terminada la demo.