Microsoft sigue buscando conquistar el corazón de los amantes del open-source, y después de confirmar la llegada del kernel de Linux a Windows 10, ahora ha confirmado que también traerá de vuelta PowerToys, uno de lo conceptos que la compañía introdujo en Windows 95 y que servía para que se pudiesen testear prototipos y funciones experimentales.

Una de las funciones más populares de PowerToys era sin duda activar Tweak UI, un acceso directo a una funciones especiales y ocultas del sistema que permitía configurar opciones de Windows más allá de las que estaban disponible al público general. En esencia, PowerToys permitía jugar con el sistema operativo y poner en marcha funciones especiales, impulsando no solo a los ingenieros y desarrolladores a probar cosas nuevas, también experimentar con los límites del mismo.

PowerToys desapareció de un plumazo tras XP por la impulso de nuevas medidas de seguridad que la compañía quería poner sobre la mesa en la época de Windows más complicada para el malware y en la que, lógicamente, los conocimientos del usuario no eran tan avanzamos como lo son hoy en día. Ahora, la compañía está buscando feedback en Github para devolver funciones de PowerToys a Windows 10, entre las que se incluirían:

  • Gestor de ventanas completo, incluyendo diseños específicos para amarre y desamarre en ventanas para equipos portátiles.
  • Gestor de atajos de teclado.
  • Reemplazo de Win + R.
  • Mejoras en alt + tab, incluida la integración de la pestaña del navegador y la búsqueda de aplicaciones en ejecución.
  • Analizador de batería.
  • Renombrado de archivo por lotes.
  • Uso sin ratón sin foco.
  • Cmd (o PS o Bash) desde cualquier punto.
  • Navegación y contenido Archivo de menú.

De momento habrá que esperar para ver cúando empieza a implantar Microsoft estas funciones, pero sin duda es un paso importante para todos aquellos que les guste experimentar con su sistema operativo e ir más allá de las funciones generales.