Por primera vez en la historia, la familia Pixel crece en integrantes y segmentos. A los Pixel 3 que la marca presentó durante la segunda mitad de 2018, se suman dos nuevos teléfonos, bautizados como Pixel 3a y Pixel 3a XL, que trasladan muchas de las innovadoras experiencias de la familia a una ventana de precio más asequible para el consumidor.

Los nuevos Pixel 3a y 3a XL, presentados durante el Google I/O 2019, cuentan con un microprocesador Snapdragon 670, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno. Estos tres elementos, junto a la versión de Android 9.0 Pie desarrollada por Google, prometen una experiencia de uso suave, estable y veloz en todo momento.

Google Pixel 3a XL y Pixel 3a

Las pantallas de ambos dispositivo cuentan con tecnología OLED y una resolución FullHD+. En el caso del Pixel 3a, el tamaño del panel es de 5,6 pulgadas; mientras que en caso del Pixel 3a XL, la diagonal asciende hasta las 6,0 pulgadas. Esto arroja una densidad de píxeles de 441 en el 3a y de 402 en el modelo XL.

La otra diferencia entre el Pixel 3a y Pixel 3a XL es la batería. El modelo de menor tamaño cuenta con una batería de 3.000 mAh de capacidad; mientras que su hermano mayor eleva esa cifra hasta los 3.600 mAh. Ambos modelos son compatibles con sistemas de carga rápida (18W de potencia), pero ninguno de ellos permite recargar el equipo de forma inalámbrica –a diferencia de los Pixel 3 y Pixel 3 XL–.

Los nuevos Pixel 3a y Pixel 3a XL heredan toda la tecnología fotográfica de la familia Pixel. El conjunto principal es exactamente el mismo que el de sus hermanos superiores (sensor Sony IMX363 de 12,2 megapíxeles, objetivo de apertura f/1,8, píxeles de 1,12 micras de tamaño y OIS), así como los modos de disparo. En los dos modelos se integra el popular Night Sight y el mágico HDR+ –considerado uno de los ejes principales de la apuesta fotográfica de Google–. También se incluyen otros modos como Top Shot, el modo retrato y Super Res Zoom.

Tanto el Pixel 3a como el Pixel 3a XL están fabricados en policarbonato, a diferencia de los modelos superiores –cuyo recubrimiento es cristal–. Los clientes podrán adquirirlos en tres colores diferentes: just black (negro), clearly white (blanco) y purple-ish (púrpura). El modelo de menor tamaño podrá adquirirse a partir de hoy en España por 399 euros. La versión XL, también disponible hoy en España, tiene un precio de 479 euros.