Google sigue reforzando su oferta de servicios dentro de sus aplicaciones, y lo cierto es que de un tiempo a esta parte la compañía se ha focalizado especialmente en los Mapas, una de las apps que más novedades he recibido últimamente y entre las que destacan la inclusión de navegación por realidad aumentada. Ahora la compañía quiere ir un paso más allá para consolidad su ecosistema con otra de las piezas fundamentales de Maps: la comida.

Aunque de momento su lanzamiento geográfico es limitado , Google permitirá pedir comida a domicilio desde Search, Maps y Google Assistant sin necesidad de aplicaciones de terceros, todo integrado en sus aplicaciones y cargado con su propia plataforma de pago, Google Pay. Si bien la idea es integrarlo todo el servicio de Google y no tener que recurrir a apps de terceros, la compañía ha lanzado este servicio de la mano de algunas compañías de distribución locales, como DoorDash, Postmates y ChowNow.

Se trata de un paso más para quitar de en medio intermediarios y evitar al máximo de lo posible que los usuarios abandonen su plataforma para realizar un pedido, puesto que ni siquiera es necesario acceder a una página web. Todo se puede hacer desde Maps, y en el caso del Asistente, el proceso es incluso mucho más trasparente.

No está confirmado, pero este movimiento parece ir en consonancia con la inclusión de menús de restaurantes que Google ha empezado a integrar recientemente.