Los anticonceptivos, además de ayudar a prevenir el embarazo y a regular las hormonas de quienes las toman, también tiene una larga lista de efectos secundarios o reacciones adversas que tener en cuenta. Si la persona que las toma mantiene unos hábitos saludables, será más difícil que estos efectos aparezcan. Un ejemplo de ello es que el tabaco aumenta las posibilidades de sufrir trombosis, entre otros efectos secundarios graves.

Sin embargo, en este artículo vamos a hablar de otro efecto adverso que afecta a casi todas las personas que toman la píldora por igual: la fotosensibilidad de la piel. ¿Qué es esto? ¿Cuáles son los efectos de la fotosensibilidad? ¿Puedo protegerme de alguna manera?

¿Qué es la fotosensibilidad?

La fotosensibilidad es una reacción de la piel en forma de enrojecimiento, mancha, edema... Se produce por la interacción de un medicamento con la luz del sol, tanto la visible como la ultravioleta, señalan desde Marrosalud.

Las manchas suelen aparecer en las mejillas, en el centro de la frente o en el labio superior y son de color marrón que, además, cuanto más sol reciben, más oscuras se van volviendo. Estas manchas, más conocidas como cloasmas o melasmas, también pueden aparecer durante el embarazo. Pero, ¿por qué aparecen?

Las manchas se producen como consecuencia de la "concentración de las hormonas", explica a Hipertextual Rafael Fermín, trabajador de la Farmacia Ortega Luna (Madrid). Sobre todo sucede cuando las píldoras tienen dos tipos de hormonas: estrógenos y progestágenos. Al aumentar el nivel de estas hormonas se provoca la estimulación irregular de la melanina y si a la receta le echamos un poco de sol, es el momento en el que las manchas aparecen en la cara. Por eso es importante fotoprotegerse "durante todo el año", apunta Fermín.

¿Cómo evitar la aparición de las manchas?

Esta reacción adversa se puede evitar con el uso de protección solar, indica Fermín: "Las mujeres que toman la píldora deben hacer lo mismo que las que no: deben fotoprotegerse sí o sí", apunta. Y además tiene que ser "durante todo el año", añade. Es más, durante el invierno es importante utilizar fotoprotección, pero en los meses de primavera y verano también se recomienda que el uso de la crema protectora sea cada dos horas. Con esto ayudaremos al cuerpo a evitar que aparezcan estas manchas. Pero no son los únicos fármacos que producen estas manchas.

Tal y como explica a Hipertextual Fermín no solo se trata de los anticonceptivos. Hay otros medicamentos que también pueden provocar esta reacción como pueden ser los corticoides vía tópica o algunos antibióticos (como el levofloxacino o la azitromicina). Tampoco se libran las personas que toman antidepresivos como la fluoxetina o psicofármacos como el diazepam. Hay toda una lista elaborada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en la que se incluyen medicamentos que pueden producir fotosensibilidad como el ibuprofeno, el omeprazol o la difenhidramina (un antihistamínico).

👇 Más en Hipertextual