Computex es la feria más relevante del mundo dedicada a hardware. Sin embargo, no es tan dominante encontrarlos completos: los componentes, cajas, cables y periféricos de todo tipo abarrotan el congreso, que se celebra en Taipei. Los hay colosos –como ASUS– y otros que no tanto. En el segundo grupo se engloba Enermax, un desconocido fabricante de este tipo de hardware que se ha hecho con una de las notas curiosas de la feria.

Con project Cyber-bike adaptan una bicicleta plegable en una suerte de ordenador portátil que, realmente, no parece que vaya a poder usarse en movilidad con demasiado éxito. No se trata, ni mucho menos, de uno de los projectos de modding más ambiciosos de la feria, pues este equipo cuenta con los componentes mínimos necesarios para funcionar: placa base en estándar más reducido o ITX, fuente de alimentación de 550 W y sistema de refrigeración líquida.

Esta bicicleta y sus 32 GB de RAM –que bien podría ser el ordenador considerado como el portátil más rápido del mundo– no tiene todavía demasiado que ver con un producto final, ni se le espera. En su lugar, es más bien uno de los reclamos que utilizan los fabricantes para atraer la atención de los visitantes a sus stands. Con él, Enermax afirma vagamente entregarse "a sí misma a desarrollar productos superiores que ayuden a la gente a vivir una vida feliz y sana".

PC en bicicleta

En cualquier caso, esta bicicleta no parece mucho más que una deconstrucción de una bicicleta plegable funcional y su reconstrucción en torno a un chasis circular. No cuenta con ningún tipo de batería ni sistema de recogida de cable para ser transportado a ninguna parte.

Pero Cyber-bike se utilizaba para promocionar también un sistema de virtualización de bicicletas basado en rodillo de entrenamiento con el que trasladar el ejercicio físico "a los eSports". Eso sí, con mucho que aprender todavía de grandes plataformas de entrenamiento para ciclismo como Zwift o VirtuGO.

👇 Más en Hipertextual