Corsair aprovechó la Computex 2019 de Taiwan para presentar su nuevo SSD, el Force Series MP600. La principal novedad es el soporte para PCIe 4.0, lo cual le permite alcanzar una velocidad de lectura secuencial de hasta 4,950 MB/s, mientras que la velocidad de escritura llega a los 4,250 MB/s. Cuenta con su propio disipador de calor.

Las cifras anteriores lo colocan como la unidad de almacenamiento en estado sólido más rápido del mundo. Su rendimiento ha mejorado 10 veces a los estándares SSD Data y 50 veces los de otros discos duros. Según menciona la compañía, han integrado un controlador Phison PS5016-E16, mismo que se combina con las interfaces NVMe x4 y TLC 3D NAND. Fue presentado en el CES 2019 y actualmente es el único controlador PCIe 4.0 x4 disponible en el mercado.

Es importante mencionar que, de momento, el Force Series MP600 solo puede explotar su rendimiento con la AMD X570, la placa base para los nuevos procesadores Ryzen de tercera generación —Series 3000—. Sin embargo, el fabricante de chips anticipó que probablemente agregarán soporte a PCIe 4.0 en placas antiguas, pero no concretó modelos ni una fecha de actualización.

Andy Paul, CEO de Corsair, aseguró que "AMD está logrando grandes avances en la incorporación de nuevas características de alto rendimiento al mercado de PCs, y estamos encantados de poder asociarnos con ellos. Con el MP600, Los propietarios de placas base AMD X570 podrán experimentar los beneficios de PCIe 4.0 de inmediato, con el SSD Corsair más rápido hasta el momento en el centro de su sistema".

Todavía restan algunos detalles importantes por confirmar, como el rendimiento de lectura y escritura aleatoria. Se espera que en las próximas semanas revelen más información al respecto, incluyendo su precio. El SSD estará disponible en julio del presente año en todo el mundo, llegará con 5 años de garantía.