La próxima generación de consolas está a la vuelta de la esquina. Quizás no tan cerca como esperábamos, pero parece que empiezan a sucederse los primeros detalles sobre la PS5. Sony ha publicado algunas consideraciones sobre la próxima experiencia PlayStation, sin que haya apuntando específicamente a PlayStation 5, pero lo cierto es que por el sentido del texto, todo parece indicar que se están preparando para allanar el terreno de cara al lanzamiento de la próxima consola de la compañía.

¿La primera mala noticia? No llegará en 2019, una fecha a la que algunos analistas apuntaban como cierre de ciclo para la compañía. Ha sido Wired la que se ha llevado la exclusiva de los detalles sobre la PS5, y lo cierto es que apunta a que será una gran consola y un salto tanto cualitativo como cuantitativo. Entre ellos: posibilidad de juegos en 8K, trazado de rayos (la tecnología de la que hace gala la nueva generación de gráficas de Nvidia), audio 3D, SSD súper rápidos.

Sobre especificaciones en sí, la CPU de la PlayStation 5 basará en la tercera generación de la línea Ryzen de AMD y contiene ocho núcleos de la nueva microarquitectura Zen 2 de 7 nm. Por su parte la GPU será una versión personalizada de la familia Navi de Radeon, compatible con el mencionado trazado de rayos.

Pero de todos los detalles el más importante está en la retrocompatibilidad con los juegos actuales de PS4 y PSVR, por lo que una de las grandes incógnitas parece que se empiezan a despejar y podremos conservar con toda tranquilidad el catálogo actual de juegos de la plataforma de Sony para usarlo en la siguiente.

Algunos desarrolladores ya tiene acceso al kit de PS5, por lo que se espera que, para su lanzamiento en algún momento de 2020, tenga disponible un buen catálogo de juegos, junto con todos los de PS4 disponibles por retrocompatibilidad.

👇 Más en Hipertextual