– May 4, 2019, 8:30 (CET)

La ciencia detrás de los viajes espaciales en Star Wars

En el Día de Star Wars analizamos los viajes espaciales que se realizan en las películas.

"Que la fuerza te acompañe" o "May the force be with you" es una de las frases legendarias de la taquillera saga de George Lucas: Star Wars. Este sábado, 4 de mayo o May the fourth, por seguir el juego de palabras de las películas, se celebra el Día de Star Wars y hemos querido saber cuánto de ciencia hay en los viajes espaciales que aparecen en la películas.

Sabemos, por un lado, que hablan en los films de viajar por el hiperespacio en vez de viajar a un velocidad mayor que la luz, ¿tiene esto sentido? ¿Qué es el hiperespacio? ¿Y podríamos viajar a una velocidad mayor que la de la luz? ¿Cómo? Para contestar a todas estas preguntas en Hipertextual hemos contactado con José Manuel Uría, doctorado en física y consultor tecnológico.

Viajar por el hiperespacio, "tal como lo presentan en Star Wars no tiene mucho sentido", comenta, "pero sí lo tiene viajar más rápido que la luz, aunque el método sería más bien el propio de Star Trek", explica el físico. Sin embargo, nos encontramos con un problema: "En realidad en la física actual no existen realmente viajes a velocidades mayores que la de la luz, ya que esto entraría en contradicción con la relatividad especial en un ámbito donde se ha verificado miles de veces en el laboratorio; se trata de trucos para desplazarse a través de atajos que permitan desplazarse sin atravesar todo el intervalo de espaciotiempo", indica.

Los métodos para viajar por el espacio que, "al menos tengan un sentido físico y conecten con las temáticas de ciencia ficción" son tres: agujeros de gusano, motores de distorsión y desplazarse a una dimensión extra. Pero vamos a explicarlos uno a uno.

1. Agujeros de gusano

El primero sería el desplazamiento a través de agujeros de gusano "que acortan el desplazamiento, como los túneles de gusanos dentro de una manzana. Estos son los agujeros de gusano del estilo de Interstellar", indica. "Los agujeros de gusano requieren de materia con condiciones especiales y tienen problemas de estabilidad en la gravedad cuántica, pero son uno de los métodos más viables de viaje interestelar".

De hecho, además de Interestellar, también se puede ver en el Universo Cinematográfico de Marvel con dos ejemplos claros: Bifrost y El Ano del Diablo, tal y como apunta Uría. En este último, también se muestran portales de salto que si bien no son agujeros de gusano quizá empleen un método similar, aunque también pueden tener que ver con el método 3.

2. Motores de distorsión

star trek
Empuje por curvatura o warp - 'Star Trek', Bad Robot, Spyglass Entertainment, Paramount Pictures

El segundo método serían los motores de distorsión, el warp de Star Trek. "En este caso lo que se hace no es crear agujeros sino distorsionar el espacio para crear una hendidura a través de la cual desplazarse a grandes distancias. No se crean agujeros en el espacio pero se deforma en una dirección", explica a Hipertextual Uría. En Internet se pueden encontrar diversas figuras donde se muestra conceptualmente el *warp drive y cómo es la deformaciónq que se crea.

"Desde el punto de vista de los viajeros en una nave lo que se tendría es una burbuja de espacio muy distorsionado rodeado de espacio normal. En una dirección se contrae y en la otra se expande, y es eso lo que crea el efecto de hendidura que permite viajar como si se desplazase una nave a velocidades mayores que las de la luz", ilustra el doctorado en física. "Este tipo de soluciones de las ecuaciones de Einstein fueron introducidas por el físico mexicano Miguel Alcubierre y su fuente de inspiración fue el universo de Star Trek, precisamente", añade.

3. Desplazarse a una dimensión extra

La tercera opción es la de desplazarse a una cuarta, quinta dimensión espacial, "o más", añade Uría. Sin embargo, esto no sería muy estable: "El problema que tiene la física con más de tres dimensiones espaciales (además de la temporal) es que habría efectos indeseables como la falta de estabilidad de los planetas en sus órbitas en torno a las estrellas o diferencias en el comportamiento de los espectros atómicos", explica el físico. "Por eso los físicos teóricos de cuerdas suelen consideran que las dimensiones extras son muy pequeñas, están plegadas o se encuentran en membranas con propiedades muy especiales", añade Uría.

No obstante, añade el consultor tecnológico, ·podríamos imaginar que en vez de desplazar una nave directamente sobre esas dimensiones extra lo que lo hiciese fuese la información, y que lo que se hace al viajar es destruir la nave en el espacio con 3d, viajar la información sobre la dimensiones extra, y luego recomponerse en en el 3d de nuevo al finalizar el salto", señala. Aunque la realidad es que "no hay en la física actual un modo de plantear esto. Es más una especulación razonada de ciencia ficción" que otra cosa.

¿Dónde deja a Star Wars todo esto?

Vanity Fair

Si estas son las opciones más científicas que se pueden dar a los viajes espaciales, ¿qué pasa con Star Wars? Lo que se nos muestra, tanto en esta saga de películas como en Babylon 5, "es que las naves de alguna manera abandonan el espacio normal y parten a otro tipo de espacio donde no hay límites para el desplazamiento a velocidades mucho más altas", explica.

"Yo lo interpreto más como otra variedad de espacio, otro espacio que coexiste con el normal, y al que se puede acceder a través de ciertos lugares, o recurriendo a grandes cantidades de energía. Como si fuese un espaciotiempo paralelo", explica. "Desde luego en el universo de Star Wars no parecen tener problemas en lo que respecta a la obtención de energía, así que ese no sería un problema si se aceptan las reglas de ese universo", concluye Uría.