Jeff Bezos ha anunciado su estrategia para el próximo viaje a la Luna de su empresa Blue Origin. En un evento especial, el jefe de Amazon mostró el Blue Moon, un gigantesco vehículo lunar con el que planea aterrizar en la superficie del cuerpo celeste, y posteriormente llevar a los humanos en una misión espacial.

Después de una presentación que inició con el aterrizaje del Apollo 11, Bezos habló de cómo los viajes al espació serán cruciales para resolver el problema más grande que enfrenta la Tierra: la energía.

El Blue Moon es un módulo de aterrizaje lunar que ha tomado más de tres años en desarrollo, y que de acuerdo con sus especificaciones, puede entregar cargas útiles. Cuenta con tecnología basada en el cohete New Shepard, como los sistemas de propulsión LH2 / LOX, aterrizaje vertical y guía de precisión.

Junto a la posibilidad de aterrizar y desplegar múltiples toneladas de carga útil en la Luna, el Blue Moon está capacitado para misiones de larga duración gracias a sus celdas de combustible que porporcionan kilovatios de potencia a las cargas útiles.

Este módulo cuenta con un nuevo motor llamado BE-7 que ha sido diseñado para realizar maniobras complicadas y ser capaz de aterrizar de manera segura en la superficie lunar.

El Blue Moon llevará a humanos a la Luna en 2024

Blue Origin también trabaja en una variante mucho más grande del Blue Moon que permitirá llevar a los humanos a la Luna en 2024. De acuerdo con Bezos, su papel es el de ayudar a crear la infraestructura para el futuro y anticipó que "van a construir un camino al espacio".

El jefe de Amazon y Blue Origin dijo que ya es tiempo de regresar a la Luna y quedarse ahí. Su plan a largo plazo es crear colonias espaciales y puso como ejemplo los Cilindros de O'Neill, una especie de hábitats espaciales propuestos por el físico Gerard K O'Neill en su libro The High Frontier.

Bezos mostró imágenes de hábitats con vida silvestre y humanos, los cuales estarían dentro de cilindros dotados de gravedad por medio de un sistema de rotación.

El hombre más rico del mundo dijo que hacer cosas en el espacio es muy caro porque no hay infraestructura, algo que planea resolver en los próximos años.