El episodio judicial entre Apple y Qualcomm va a tener más consecuencias a futuro que las que parecían a primera vista. La primera, la salida de Intel de la fabricación de los chips del tipo que mantenía a ambas compañías enfrentadas, la segunda, los rumores en torno a que los de Cupertino empezasen a fabricar sus propios chips para el modem del iPhone. Ahora, y con el 5G a las puertas, todo parece indicar que, fruto con el acuerdo con Qualcomm, este último rumor va a quedarse en nada.

https://hipertextual.com/2019/04/intel-acuerdo-apple-qualcomm-5g

Y es que según The Information, Apple y Qualcomm tienen un acuerdo de seis años por los que el fabricante de chips será el proveedor del iPhone para el módem del terminal, ya que el de Intel no cumplía las especificaciones y el funcionamiento que la compañía de la manzana exigía para sus terminales móviles. Todo ello podría dar a entender que, durante este tiempo Apple, pondría en pausa el desarrollo de su propio chip hasta 2025.

Todo ello habría supuesto, como decimos, el desistimiento de Intel para fabricar este tipo de chips para Apple, toda vez que el acuerdo entre la compañía y Qualcomm pueda proveer de chips que cumplan las especificaciones del terminal. Esto deja con algo de incertidumbre la adopción del chip propio de Apple y la inclusión de un modelo 5G, aunque es algo que debería pasar totalmente desapercibido para sus usuarios.

Seguramente y según avancen los tiempos, recibamos más información respecto a acuerdo firmado entre las partes, y aunque puede ser bastante pronto para la próxima generación que llegará en otoño, seguro que los terminales del futuro serán más eficientes desde el punto de vista del módem en tanto todo parece indicar que los de Qualcomm siguen siendo la alternativa más viable para Apple.