**Las teorías de la conspiración más delirantes, también conocidas como conspiranoias**, están muy integradas en nuestra cultura de la globalización y encuentran acomodo gracias a personas dispuestas a tragarse cualquier idea irracional. Desde los Illuminati, los masones, los reptilianos, el Club Bilderberg y su Nuevo Orden Mundial o la tierra hueca, los *chemtrails* y el terraplanismo hasta los ataques de falsa bandera del 11-S en Nueva York y del 11-M en Madrid, el campo de las conspiraciones chifladas es amplísimo y a uno le puede deparar muchas risas de vergüenza ajena si su temperamento lo permite. Pero algunas de estas teorías disparatadas son un verdadero encanto si uno no se las cree, y hay **una que explicaría la presencia del felino Goose en Capitana Marvel** (Anna Boden y Ryan Fleck, 2019).

Este dichoso animal nos regala algunos de los mejores golpes humorísticos del filme, por su condición adorable y, sí, alienígena: **es un temible flerken**. Y esta circunstancia resulta determinante para relacionarlo con **la conspiranoia según la que los gatos terrestres… no son terrestres**, sino espías de otro mundo que transmiten los datos que van recogiendo con sus extraños ojos sobre nuestro planeta y los primitivos seres humanos a su nave nodriza. Las razones que esgrimen aquellos a los que se les cruzaron los cables y propusieron tal cosa van desde que **los egipcios los consideraban “regalos de los dioses”** y falsedades tan tristes como que estos bichejos no existían aquí antes de su civilización, que los científicos desconocen cómo ronronean o que su agilidad en las caídas es antinatura.

Según nos cuentan en *Capitana Marvel*, **el tierno y peligrosísimo Goose pertenecía a la doctora Wendy Lawson** (Annette Bening), **la kree que había huido a la Tierra**, contrariada por las injusticias de su especie con otras del Universo, y había construido su codiciado motor experimental. Al morir de un disparo de Yon-Rogg (Jude Law), el felino sorprendente se quedó en las instalaciones de acceso restringido donde su dueña trabajaba, y Carol Danvers (Brie Larson) y Nick Fury (Samuel L. Jackson) dieron allí con él. Teniendo en cuenta que la teoría conspiranoica sobre los gatos no circulaba aún cuando se publicó el primer cómic con flerkens, *Giant-Size Ms. Marvel, Vol 1* (Brian Reed y Roberto Delatorre, 2006), sus autores no pudieron verse influenciados por ella. Pero **a día de hoy, con la película estrenada y habiéndose popularizado la conspiranoia, bien podría servir para caracterizar a Goose**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.