Google continúa vitaminando la 'IA' fotográfica a bordo de sus línea de teléfonos Pixel, con los últimos Pixel 3 a la cabeza. Esta vez lo hace de la mano de un nuevo modo Fotomatón, que será capaz de captar el instante ideal para tomar ese 'selfie', ya sea en solitario o con un grupo de amigos.

Este modo está atento a las caras de los sujetos presentes en la escena, y comprueba continuamente si están mirando a cámara, si tienen los ojos abiertos e incluso si están sonriendo. En el momento en que se cumplen estos parámetros, dispara la foto.

Herencia de Google Clips

Google Clips

Pero no solo para cuando estamos mirando a la cámara estrena ahora Google este disparo automático. También si quieres tomar una instantánea dando un beso, este algoritmo se encarga de captar el momento más adecuado. La tecnología a bordo es una herencia de Google Clips, la cámara de vídeo con disparo automático que presentó hace un año y medio y que ya no se encuentra a la venta.

Básicamente, lo que hace este algoritmo –que Google explica en su blog dedicado a la inteligencia artificial– es otorgar una puntuación a la escena continuamente. Cuando se hace máxima es cuando captura la foto. También busca ciertas caras definidas como "graciosas": con la lengua fuera, con el gesto del beso, e incluso de sorpresa. Es una red neuronal artificial la que está entrenada para clasificar nuestra cara en ellas.

Este proceso es también es transparente de cara al usuario, ya que aparece una pequeña barra blanca que crece o no en función de lo que detecte el sistema. Cuando esta barra se llena, la foto es tomada. Tras probarlo, eso sí, es posible que nos demos cuenta de que se ha llenado una vez la foto ha sido tomada.