Fue en diciembre del año anterior cuando Cabify confirmó su intención de expandir a México su servicio de patinetes eléctricos, Movo. Desde febrero estuvieron realizando algunas pruebas de sus vehículos en la capital del país, todo con el objetivo de cumplir con la normativa de la SEMOVI y tener el primer contacto con el mercado mexicano.

Finalmente, tras obtener los permisos necesarios, hoy Movo inició operaciones de manera oficial en la Ciudad de México. Con este movimiento, la empresa se suma a otras alternativas existentes como Grin, Lime y Bird. Los patinetes eléctricos de Movo estarán disponibles, de momento, en las Alcaldías Miguel Hidalgo (Polanco, Granada, Anáhuac y Anzures) y Cuauhtémoc (Roma, Condesa, Hipódromo, Juárez y Cuauhtémoc).

Al igual que otros servicios de micromovilidad, la aplicación de Movo puede ser descargada tanto en iOS como en Android. Los interesados deberán registrar una tarjeta de crédito o débito y buscar la ubicación de los patinetes en el mapa que ofrece la app. Una vez localizado, será necesario escanear el código QR del manubrio para desbloquearlo y comenzar el viaje.

Cabify señala que diariamente recolectarán los patinetes para llevarlos al centro de recarga y darles un mantenimiento adecuado. Por supuesto, Movo anima a las personas a seguir las instrucciones de seguridad para evitar cualquier accidente, comenzando con utilizar casco y tener precaución durante el viaje.

Ramón Escobar, Director General de Cabify México, aseguró que su objetivo es que los usuarios puedan usar Movo desde la app de Cabify. Sin embargo, en la primera etapa cada aplicación funcionará de forma independiente. "Nos enorgullece pensar que estamos construyendo una plataforma de intermodalidad para brindarle a los ciudadanos varias alternativas de movilidad, dependiendo sus necesidades, pero desde una sola app", agregó.