Caen con cuentagotas y el caso de Uber en Madrid estaba tardando en llegar. Confirmaban fuentes cercanas a la empresa que, si bien es cierto que desde que la tecnológica entró en el negocio de este tipo de vehículos Madrid había estado en el radar, la exigencia por parte del Ayuntamiento de Madrid de disponer de un permiso de operaciones precipitó la llegada de la división.

Era en ese momento o nunca y Uber sentía la necesidad de hacerse con alguno de los 10.000 permisos que Carmena tenía la intención de distribuir por toda la ciudad. Ya no solo se operaría en el centro de Madrid; los barrios de la periferia también tendría derecho a la hora de formar parte de los nuevos modelos de movilidad. Igualmente, aunque las 21 compañías que han logrado su licencia hasta la fecha celebran la aprobación por parte del Ayuntamiento de su modelo de negocio, entienden que el sistema de licencias organizado por el área de Movilidad no tiene sentido alguno. Por un lado, una consultora que maneja un gran número de permisos. ¿El objetivo? Venderlos al mejor postor. O el caso de Taxify, ahora conocida como Bolt que sin haber operado previamente en Madrid concentra el mayor número de estos vehículos –por encima de Lime–. Por otro lado, el caos que supone el tener 21 compañías, con 21 aplicaciones diferentes, a la hora de abrir las diferentes aplicaciones.

Igualmente, Uber Jump se estrena en la capital con 566 patinetes que empiezan a circular por las vías a partir de hoy –ninguna de las compañías ha sido amiga de publicar el número total de unidades, hasta que el propio Ayuntamiento hizo públicos estos datos–. Es, de hecho, la primera ciudad en la que lanzan en Europa; la presión del Ayuntamiento ha marcado así la agenda de la tecnológica en este ámbito.

El total de los vehículos estarán distribuidos por Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, La Latina, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza y San Blas-Canillejas.

Sin muchas novedades en lo que a funcionamiento se refiere, salvo por el uso del plataforma de Uber para vehículos con conductor, Uber Jump tendrá un coste de un euro por desbloqueo y 0,12 euros por minuto; en la línea del resto de compañías que operan en Madrid.

👇 Más en Hipertextual