La misión InSight de la NASA ha registrado por primera vez un terremoto en Marte desde que llegó al planeta rojo el 26 de noviembre de 2018.

La señal sísmica fue registrada el 6 de abril por el sismómetro llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS). Proporcionado por el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) y el Instituto de Física del Mundo de París (IPGP), este instrumento fue colocado sobre la superficie de Marte el pasado 19 de diciembre.

La NASA ha explicado en un comunicado prensa publicado este 24 de abril que el temblor registrado parece provenir del interior del planeta y no haber sido causado por "fuerzas sobre la superficie, como el viento". No obstante, los científicos siguen estudiando la información para determinar la causa exacta de la señal sísmica.

Aunque el bautizado "marsquake" ha sido "demasiado pequeño para proporcionar datos sólidos sobre el interior marciano, uno de los principales objetivos de InSight", el hito es que es la primera vez que se recaba científicamente la existencia de terremotos en dicho planeta.

Philippe Lognonné, el investigador principal de SEIS, destacó en el comunicado:

Hemos estado esperando meses por nuestro primer marsquake. Es tan emocionante tener finalmente pruebas de que Marte aún es sísmicamente activo. Estamos ansiosos por compartir resultados detallados una vez que lo hayamos estudiado más y modelado nuestros datos.

Hasta ahora, el SEIS ha detectado otras tres señales de vibraciones en el suelo marciano. Lo que hace a los científicos haber denominado este particular evento sísmico como un "marsquake" es que los otros eventos sísmicos que han sido registrados han sido mucho más débiles o ambiguos que la señal registrada el 6 de abril.

En el vídeo que ha sido compartido por la NASA, estas vibraciones se escuchan como tres tipos distintos de sonidos: el ruido del viento marciano, el evento sísmico en sí y el brazo robótico de InSight a medida que se mueve para tomar fotografías.