Desde que el 12 de abril de 1961 el cosmonáutico soviético Yuri Gagarin se convirtiera en el primerser humano en realizar un vuelo espacial, la tecnología implicada ha evolucionado tanto que hemos conseguido grandes hitos, entonces impensables, y estamos camino de lograr otros.

Un total de doce hombres han viajado hasta la Luna, más de quinientos astronautas han viajado al espacio exterior, se han enviado robots y sondas a planetas, satélites o asteroides que parecían inalcanzables, e incluso se ha construido una Estación Espacial en la que cientos de astronautas han realizado todo tipo de experimentos que preparan al ser humano para todo lo que queda por venir. El objetivo, al menos para algunas personas, es que en el futuro las visitas espaciales no sean solo cosa de científicos y que, por lo tanto, cualquiera pueda viajar hasta allí, siempre que sus ahorros le permitan costeárselo. Pero esta no es la única extravagancia que se planea para el futuro de la era espacial. Otra, aún más impactante, es la propuesta por la empresa Celestis Pets, cuyos servicios permiten enviar al espacio las cenizas de cualquier mascota. De nuevo, siempre que sus afligidos dueños lo puedan pagar.

Los peligros de viajar a la Luna

Un último adiós galáctico

Según cuentan en su página web, Celestis Pets ofrece sus servicios desde 1995, junto a Celestis Inc., que ya ha realizado doce viajes espaciales con cenizas humanas a bordo. En el caso de las mascotas, de momento han sido dos las que han emprendido este viaje literal al cielo, un pastor australiano, llamado Apolo, y una simpática Shiba inu, de nombre Laika. ¿Tendrían ya planeado sus dueños lo que harían con su cenizas al ponerle nombre?

Hasta el momento ningún gato ha formado parte de los vuelos conmemorativos de esta empresa, pero eso podría cambiar pronto, si el estadounidense Steve Mund logra reunir los 5.000$ que necesita para enviar las cenizas de su amigo felino Pikachu al espacio. Para ello, ha abierto una página en GoFundMe, donde hasta el momento ha recaudado 1.725$.

Si lo consigue, las cenizas del gatito se enviarán como carga secundaria junto a un lanzamiento satelital, en los próximos dieciocho meses.

¿Cuáles fueron los animales enviados al espacio?

Tanto Mund como otros usuarios han elegido despedirse de sus mascotas de este modo alentados por la descripción que se hace del procedimiento en la página de Celestis Pets, donde explican que el recipiente con las cenizas se colocará en órbita y permanecerá en ella hasta atravesar la atmósfera, vaporizándose a modo de una pequeña estrella fugaz. Su tamaño es demasiado reducido para que pueda verse algo desde la Tierra, pero no deja de ser un modo poético de decir adiós para quienes consideran a su compañero peludo uno de los individuos más especiales que han pasado por sus vidas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.