Foxconn se está preparando para iniciar la producción de los iPhone X y XS en India, un movimiento que iniciará en las próximas semanas en una fábrica a las afueras de la ciudad de Chennai, según reporta Bloomberg. No serían los primeros terminales de Apple que se fabrican en el país asiático; Wistron se encarga de hacer los iPhone 6s, 7 y SE. No obstante, ahora estamos hablando de los últimos dispositivos de gama alta.

El informe señala que Apple tendría el objetivo de recuperar el mercado en el país asiático. Sin embargo, de los 140 millones de teléfonos vendidos en India durante 2018, solo 1,7 millones fueron iPhone. ¿El motivo? Los fabricantes chinos llegaron a ofrecer terminales con características muy atractivas a precios asequibles, lo cual afectó directamente el negocio de otras empresas.

Los datos de 2019 tampoco son muy alentadores. De acuerdo a la información de Counterpoint Research, en el primer trimestre del año en curso Apple solo envió 150.000 dispositivos a India, pero se espera que esa cifra disminuya un 50% para los siguientes tres meses.

Aunque los de Cupertino no se han pronunciado sobre el tema, uno de sus propósitos sería evitar los impuestos por importación del 20%, lo cual les daría margen para realizar alguna disminución de precios y estimular las ventas. Por otra parte, estarían buscando cumplir con el 30% de abastecimiento local, una normativa que les permitirá abrir sus propias tiendas en el territorio.

No se debe olvidar la tensión comercial que existe hoy en día entre los Estados Unidos y China. Donald Trump no ha descartado imponer aranceles adicionales a los productos importados de ese país, algo que impactaría significativamente a las compañías tecnológicas. Diversificar la producción del iPhone hacia otras regiones puede ser un buen plan mientras el conflicto persista.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.