Fortnite irrumpió en escena y rápidamente se convirtió en un fenómeno del mundo de los videojuegos. Tanto así que Epic Games tuvo que realizar ajustes ya que no esperó la respuesta que tendría la modalidad Battle Royale de su nuevo juego. Un nuevo reporte ha puesto a la compañía en el ojo del huracán debido a las condiciones en que trabajan sus empleados.

Polygon ha publicado un extenso reportaje que deja ver las extensas jornadas laborales a las que han sido sujetos los empleados que trabajan en Fortnite. Con el testimonio de empleados y ex-empleados de Epic, se ha desvelado una trama que involucra jornadas de hasta 100 horas de trabajo a la semana y un ambiente tóxico en algunos departamentos.

El crunch, como se conoce a la cultura de las horas extra, es algo que existe en la industria de videojuegos y principalmente se da cuando la fecha de lanzamiento se acerca. En Fortnite las cosas cambian, porque se trata de un juego como servicio que tiene que actualizarse de manera constante con el fin de seguir generando millones de dólares.

El problema es que nadie esperaba que Fortnite tuviera un éxito tan explosivo. Con 250 millones de jugadores y un sistema de actualización que involucra parches cada semana o dos, la exigencia para los empleados se ha multiplicado. Un testimonio apunta que al menos 50 o 100 personas trabajan, en promedio, 70 horas a la semana.

El gran problema es que estamos actualizando todo el tiempo. Los ejecutivos se enfocan en mantener a Fortnite popular durante el mayor tiempo posible, especialmente con toda la nueva competencia que está entrando.

Algunos empleados de soporte técnico muestran el problema que fue pasar de decenas a miles de tickets de soporte. Los fallos se tienen que solucionar al momento, no hay espacio de tiempo para probar. No es que se deshabilite un arma o modo de juego que genere error, se tiene que resolver de inmediato.

También se habla de un ambiente tóxico hacia la gente que tiene contratos temporales. Estos empleados dicen sentir temor de no obtener una extensión de contrato si se niegan a trabajar horas extra o los fines de semana.

Son casos aislados, según Epic Games

El éxito de 'Fortnite' ha provocado la explotación laboral de sus desarrolladores

Ante esto, Epic Games no ha negado que existan jornadas extensas de trabajo, aunque minimizó la situación de las "semanas de 100 horas" diciendo que son casos aislados. El éxito de Fortnite obligó a la empresa a enfocar sus esfuerzos reubicando gente de otros equipos internos con el fin de mantener el juego a flote.

Respecto a los empleados externos, se dijo que el máximo de tiempo extra que se trabaja a la semana es menor a cinco horas. Trabajar de más es algo "opcional", sin embargo, el temor de perder el empleo por no ajustarse al resto del equipo es algo que ha obligado a los desarrolladores a cumplir jornadas laborales que terminan afectando su salud física y mental.

El caso de Fortnite se une a los reportes recientes del desarrollo de Anthem y Red Dead Redemption 2, dos de los juegos más esperados en su momento y que contaron con jornadas extenuantes que obligaron a muchos empleados a replantearse si deseaban seguir trabajando en la industria de los videojuegos.

👇 Más en Hipertextual