La batalla de los battle royale está lejos de terminarse. Actualmente, Fortnite y Apex Legends son los grandes fenómenos del género y no parece que otro título pueda llegar para hacerles sombra. Si bien ambos juegos comparten similitudes, sus mecánicas están enfocadas a públicos distintos. Lo anterior no ha evitado que Epic Games encuentre inspiración en la propuesta de Respawn Entertainment.

Fornite ha copiado una de las características distintivas de Apex Legends: las balizas de reaparición. Si un usuario muere, puede mantener la esperanza de regresar a la contienda, sin embargo, todo estará en manos de sus compañeros de equipo.

A partir de ahora, cuando un jugador muera soltará una tarjeta de resurrección. Los miembros del escuadrón vivos pueden recogerla y llevarla a las furgonetas de reaparición que estarán presentes en el mapa. De esta manera el caído regresará a la vida, eso sí, sin los objetos y armas que poseía antes de morir.

Cuando la reparación está a punto de concretarse, la furgoneta emitirá un sonido muy fuerte y una columna de luz hacia el cielo, avisando a todos los jugadores lo que está sucediendo. Esto representa un riesgo importante, ya que el resto de rivales tienen la ubicación exacta de las personas involucradas en el resurgimiento.

La novedad todavía no se encuentra disponible, llegará con la actualización 8.30 la próxima semana. Se trata de una mecánica que puede cambiar por completo el rumbo de la partida. Sin duda, es uno de los cambios más importantes que se han introducido en Fortnite desde que se convirtió en un éxito mundial. Será interesante ver cómo lo recibe su comunidad de millones de jugadores.