Una de las propuestas más interesante del MWC 2019 fue sin duda la de SEAT y su coche eléctrico unipersonal. Años antes Renault también ha presentado su propuesta que ya lleva tiempo recorriendo las calles, pero más allá de eso, los coches eléctricos de reducidas dimensiones no han terminado de encontrar su hueco en el mercado. Ahora Volkswagen, aprovechando la ventana que ofrece el Salón del Automóvil de Ginebra, ha querido ir un paso allá con una propuesta similar pero con diferencias significativas.

Se trata de un buggy eléctrico de dos plazas que parte de un concepto similar al de SEAT y Volkswagen más enfocado al off-road pero con la mismas posiciones: un coche pequeño, eléctrico, muy manejable y con la potencia suficiente como para salvar el día. Monta una batería de 62kwh que alimenta un motor de 201 CV, todo en un diseño que combina lo retro y lo futurista. Sobre el papel tiene una autonomía de 250 kilómetros (155 milas) y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, con una velocidad máxima de 160 km/h.

La propuesta es interesante, sin duda, pero de momento no deja de ser, como en la mayoría de las ocasiones con este tipo de vehículos, un modelo meramente conceptual del que se desconocen los detalles de su puesta definitiva en el mercado. Sea como sea, Volkswagen es conocida por este tipo de movimientos, de llevar coches muy especiales al mercado y que resulten todo un éxito, por lo que el camino a seguir con este I.D. Buggy parece lo suficientemente sólido para conquistar a un buen número de compradores.

Sobre precios y diferentes versiones no hay ningún solo detalle, pero la base es más que interesante para tener el ojo puesto en la propuesta que ofrece el I.D. Buggy.

👇 Más en Hipertextual