Tesla sigue mejorando sus funciones de conducción autónoma, incluye los sistemas de seguridad activos y pasivos de sus coches. Aunque esta función no está disponible todavía para el público, se trata de un utilidad de seguridad que llegará próximamente, según anticipan medios como Electrek: los Tesla serán capaz de detectar cuándo un semáforo está en rojo y detener el coche, así como evitar que siga circulando cuando detecta este indicador.

De esta forma, funciona como sistema de seguridad activa dentro de los sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción del Tesla, y le añade un punto más de autonomía en este tipo de situaciones, bastante comunes en la carretera en el día a día. Esta función ha sido detectada por un conocido hacker de los Tesla llamado veygreen, que ha mostrado la función en el vídeo superior.

Como decimos, no está muy claro que si llegará próximamente al resto de usuarios o será una actualización de la próxima versión del Autopilot para los Tesla compatibles. Y es que no es todavía muy estable a la hora de detectar todos los semáforos:

"No es muy estable y la temperatura aumenta notablemente cuando está habilitada (hw2.0 / 2.5). Quiero decir que es capaz de ver tanto el rojo como el verde. Además, si no puede decir que está verde, se ralentiza para asegurarse de que pueda detenerse a tiempo, lo cual es genial. También detectar señale de STOP pero no pude encontrar un buen lugar para grabarlo en el video sin poner a nadie en peligro, por lo que es para otro momento".

Semáforos, señales de STOP... el software de Tesla tiene ocultas una montón de funciones que los investigadores van detectando poco a poco, y parece que, una vez son estables, la compañía poco a poco las va integrando en las versiones definitivas del software del Tesla. Sea como sea, esto no ha hecho más que empezar.