– Mar 21, 2019, 10:24 (CET)

Por qué un Tesla Model 3 de 70.000€ no es caro

Si un producto ofrece prestaciones en relación al precio que ningún otro competidor es capaz de entregar, ¿es realmente caro? El Tesla Model 3 no solo no es caro, es sensiblemente más económico que vehículos similares, no consume combustible y es de los objetos más innovadores en décadas.

El pasado 14 de febrero empezaron a entregarse las primeras unidades del Tesla Model 3 en España a los primeros reservistas, es decir, las personas que en 2016 dejaron un depósito de mil euros para ser los primeros en obtener el coche.

A Europa no ha llegado el modelo de distancia media —el cual Tesla ha descontinuado hace unos días—. El modelo base de 35.000 dólares —prometido en su lanzamiento— tardará unos cuantos meses más en estar disponible en el continente, pues primero se tienen que cumplir pedidos en Estados Unidos.

Por lo tanto, y hasta nuevo aviso, se pueden comprar dos modelos. Los dos de gama alta:

  1. Larga distancia, con tracción en las cuatro ruedas que cuenta con 560 kilómetros de autonomía.
  2. Performance, con tracción en las cuatro ruedas, que cuenta con mayor aceleración y 530 kilómetros de autonomía.

En el caso del larga distancia el precio parte de los 56.000€, pero puede irse hasta los 70.000€ si se eligen absolutamente todas las opciones (la pintura, llantas e interiores más caros y activar el Autopilot).

Los críticos han saltado diciendo que un coche de entre 56.000 y 70.000 euros es muchísimo más caro que los 35.000 prometidos. Pero sorprende la crítica considerando que absolutamente todas las marcas de coches comunican sus precios de esa manera, con la palabra "desde" siendo la clave.

Es normal: se menciona el precio más bajo pero normalmente se intentan vender los modelos con más extras para obtener un poco más de margen de ganancia a cambio de mayores comodidades para el conductor. Pero un precio mayor no significa que el vehículo sea caro o la marca esté haciendo engaños y trucos.

¿Es el Tesla Model 3 realmente caro?

Para entender si el Tesla Model 3 está sobrepreciado, hemos hecho una comparativa de los modelos topes de gama de las tres grandes marcas alemanas que ofrecen coches comparables por tamaño y prestaciones: el Audi A4, BMW 340i y un Mercedes-Benz clase C 300.

En todos los casos hemos usado los configuradores de las webs de sus respectivas marcas, seleccionando las mejores versiones de cada una de las opciones necesarias para que queden como el tope de gama, y al mismo tiempo puedan ser comparables con lo que un Model 3 es capaz de ofrecer.

Sobre todo se intentó igualar las prestaciones en interiores que cumplan con lo que el Model 3 ofrece: pantalla táctil, todos los asientos calefactables y de cuero, control independiente del climatizador o el techo completo de cristal.

Además, ninguna de las opciones de Audi, BMW y Mercedes-Benz se acerca al Autopilot de Tesla o su capacidad de actualizarse vía software. En todos los casos se venden de manera confusa o por partes, por ejemplo: la opción de control de crucero adaptable está separado del autoparking o de mantener el coche en el carril).

Salvo en el BMW 340i no hay forma de elegir techo completo de cristal, el incremento principal en todos los casos no necesariamente viene de los extras, sino de motores suficientemente potentes como para acercarse a la aceleración del Model 3.

Además, mientras el motor tenga más potencia, el consumo de combustible se incrementa, por lo tanto el coche contamina más y el costo total de su uso es mayor. En definitiva, la espiral destructiva de los vehículos de combustión interna.

Aún así, hemos hecho todo lo posible por acercar características y extras en todos los coches. La tabla comparativa queda así:

Modelo Aceleración (seg) Emisiones Precio
Audi A4 5,8 153  g/km 75.160€
BMW 340i xDrive 5 185 g/km 86.725€
Mercedes-Benz C 300 5,9 177 g/km 72.098€
Tesla Model 3 3,4 0 70.830€

Tesla calcula que el ahorro de combustible es de unos 10.000 euros en cinco años. Todo esto comparado con un coche de combustible que recorre unos 20.000 kilómetros al año, con un motor que consume 9 litros cada 100 kilómetros y con un precio de gasolina de 1,3€ por litro de media.

Hemos hecho un cálculo del coste del combustible durante cinco años —recorriendo 20.000 kilómetros anuales— con consumos aproximados de los tres coches que usamos en la comparativa, con los valores oficiales de cada marca, en condiciones ideales. Hay que tener en cuenta que el coste total del combustible es aproximado en función del consumo mixto, que puede variar tanto por el incremento del precio de combustible en el tiempo, por la climatología y la región en la que se realicen las pruebas, y con la pérdida de eficiencia de esos motores en plazo de cinco años, haciendo que el consumo cambie en la misma ventana de tiempo.

Por último, en el caso de Tesla, el impacto económico de recorrer la misma distancia basada en los 16 kWh promedio de consumo cada 100 kilómetros y un precio de 0,10 céntimos por kWh. El cálculo considera que un supercharger tiene un costo de 0,24 céntimos por kWh, pero una tarifa "supervalle" de empresas como Lucera que tienen tarifa para coches eléctricos es de apenas 0,068 céntimos por kWh.

  • Audi A4, tope de gama: 10.261,25€
  • BMW 340i xDrive, tope de gama: 12.711€
  • Mercedes-Benz C 300, tope de gama: 12.099,09€
  • Tesla Model 3, tope de gama: 1.600€.

Eso sí, los precios serán válidos siempre y cuando el combustible se mantenga en 1,3€ por litro a lo largo de los próximos cinco años. Si consultamos el histórico promedio del precio de la gasolina Super 95 en la comunidad de Madrid durante los últimos cinco años, la tendencia al alza es clara:

Al ahorro de casi 10.000€ promedio con los coches similares al Model 3 en combustible, hay que sumarle que los coches eléctricos tienen muchas menos partes móviles, motores muchísimo más simples, pequeños y eficientes, con costos sumamente inferiores por revisiones y por lo tanto menor propensión a las reparaciones.

Por lo tanto, no solo el Tesla Model 3 no es caro, sino que tiene un a relación calidad/precio bastante impresionante. Hay que entender que no son coches, son productos tecnológicos con ruedas que se actualizan y mejoran sus prestaciones con el tiempo.