Apple podría implementar una nueva funcionalidad en Face ID que mejoraría el sistema de autenticación. De acuerdo con una nueva patente conocida como Coincidencia de venas para casos difíciles de autenticación biométrica, Apple se valdría del escaneo de las venas del rostro para poder diferenciar personas que comparten rasgos faciales.

La patente indica que, en los casos que el reconocimiento facial tiene menos certeza en una decisión sobre el rostro del usuario, se pueden evaluar las características subepidérmicas, como los vasos sanguíneos.

Debido a su carácter único, los patrones de venas faciales permitirían distinguir a personas con características similares o idénticas, como ocurre con los gemelos. Apple también menciona que las propiedades de absorción de los vasos sanguíneos pueden ser útiles para diferenciar las características de las venas en los ojos del usuario.

Un sensor infrarrojo sería el encargado de capturar los vasos sanguíneos, para después compararlos con la información que ya tenga registrada del dueño del dispositivo. La patente dice que esta nueva forma de autenticación evitaría el desbloqueo del dispositivo utilizando una máscara u otro método de replicación facial.

En el mejor de los casos, Apple podría implementar esta característica por medio de una actualización de software. El fabricante se valdría del hardware presente en los modelos que son compatibles con Face ID, aunque no es una garantía de que esto sucederá.

Eso si, Apple no será la primera compañía que escanea las venas con el fin de desbloquear el teléfono. Recordemos que el LG G8 ThinQ cuenta con un sensor llamado Hand ID que analiza las venas de la mano como una alternativa al desbloqueo facial.

El fabricante surcoreano mostró su más reciente terminal en la pasada MWC 2019. El G8 ThinQ no solo permite desbloquear el teléfono, sino también controlarlo por medio de gestos sin tener que tocarlo siquiera.