Probamos PlayStation Now: ¿merece la pena?

Quizás no para el jugador hambriento de novedades, pero PlayStation Now es un servicio formidable para el jugador ocasional que quiera tener acceso a un gran catálogo de juegos por un precio bastante reducido.

Por – Mar 20, 2019 - 14:45 (CET)

PlayStation Now era uno de los servicios más esperados por el público español, puesto que a pesar de llevar un tiempo disponible en Europa, todavía no había noticias de su desembarco en España. Máxime cuando Xbox e incluso Nvidia, ya tenían disponibles sus servicios (aunque el de Microsoft no es estrictamente el mismo tipo). Por ello, su llegada a España abre una nueva puerta a los jugadores para sacar todo a su consola y al PC, y lo cierto es que en estos días en los que lo hemos estado probando, el servicio cumple de sobra lo que promete, aunque no es para todos los públicos.

Antes de entrar en materia, hay que dejar claro que si bien una de las bondades de PS Now es un catálogo extensísimo de 650 juegos -todos los de una vida-, por su configuración está más enfocado al jugador ocasional que puede ver en el servicio una forma de acceder a títulos de muchísima calidad, pero al que no le interesa estar al día de las novedades. Esto es determinante. A diferencia de Xbox Game Pass, que incluye los exclusivos de Microsoft desde el día uno y las novedades con bastante celeridad, Now tiene juegos no tan actuales a cambio de tener un catálogo más extenso.

Por eso, de primeras, el público más ocasional encontrará todos los aciertos del servicio: una cuota más reducida que comprar dos triples A de salida en un año y el acceso a 650 juegos para jugar bajo demanda, siempre que queramos, y al instante. Es un paso importante a la hora de democratizar los juegos, puesto que permite jugarlos tanto en un PC como en una consola, y acceder a juegos de otras plataformas de Sony como PS2 y PS3 sin necesidad de tener dichas consolas. Por lo que si no te importa el hecho de jugar de salida a los grandes lanzamientos, la apuesta de Sony es más interesante incluso que acudir a precios rebajados para jugar a títulos con un par de años a sus espaldas.

Dejando claro este punto, vamos a ver qué tal funciona el servicio. Y en este punto la simplificación es sobresaliente: la app está disponible en PS4, por lo que solo tenemos que acceder a ella y suscribirnos al servicio o descargar la de PC. Una vez dentro, se nos mostrará el catálogo de juegos que tenemos disponible y solo tendremos que elegir uno y jugar casi al instante. Decimos casi por que PS Now tiene dos particularidades.

La primera es que en los juegos de alta demanda vía streaming, si está muy saturado, el juego nos pone en una suerte de cola virtual. En nuestras pruebas, la espera más larga ha sido de unos cinco minutos, por lo que no es un problema muy grave y que seguro mejorará con el tiempo. El segundo es que para los juegos de PS2 y PS4, si tenemos esta última consola, el servicio nos ofrece la posibilidad de descargar el título para evitar usar el streaming. El beneficio más directo de esto es que funciona de forma nativa, te evitas las caídas de rendimiento del streaming y lo más importante, eliminas el input lag implícito al streaming.

Este último punto es importante. En algunos títulos, el input lag puede afectar a la jugabilidad, aunque lo cierto es que en nuestras pruebas, juegos como Bloodborne o Killzone vía streaming, en el que los movimiento son determinantes, no hemos encontrado mayores problemas, aunque hay que tener en cuenta que en todo momento hemos jugado con el cable conectado a la consola y no por Wi-Fi, por lo que la experiencia puede cambiar respecto al resto de jugadores. Sea como sea, el rendimiento es excelente, al menos usando fibra óptica, y el miedo al input lag -que existe, pero es bastante reducido- se ha terminado de disipar en nuestras pruebas.

Por primera vez, juegos de PlayStation en el PC

En PC el funcionamiento es similar, pero con una salvedad: no podremos descargar los juegos, por lo en todo momento se tira de streaming. En nuestras pruebas, realizadas en un PC de gama baja, lo cierto es que ha funciona bastante bien, y al ser un equipo portátil hemos preferido usar Wi-Fi, manteniendo el rendimiento en casi todo momento. En este apartado, usando el adaptador para el mando de PS4, sí que hemos encontrado un poco más de input lag, que se soluciona, en parte, usando el cable, pero sí que está más presente que en consola.

Sea como sea, lo cierto es que habrá que ver el recorrido de PS Now y lo que representa para el futuro de la compañía, máxima ahora que Google ha presentado Stadia, pero lo cierto es que en estos días en los que hemos estado jugando, el funcionamiento es magistral en casi todos los sentidos, y lo cierto es que se trata de una alternativa interesantísima para los jugadores más ocasionales, que tiene acceso a un catálogo gigante por un precio bastante comedido -y al que en este caso no hay que sumarle la cuota del Plus- con juegos disponibles tanto en una consola como un PC, por lo que dado que Sony ofrece una prueba gratuita, no se nos ocurre ninguna escusa, para al menos, no probarlo.

Hay joyas como los Killzone, o juegos relativamente recientes y de muchísimo calidad como Prey, por lo que a día de hoy lo único que nos queda pendiente es, como decimos, ver como va evolucionando el servicio y ver qué juegos se van añadiendo poco a poco al streaming recién estrenado en España de Sony.