– Mar 31, 2019, 8:30 (CET)

Auge y caída de Winamp: el reproductor que impulsó el MP3

Hace más de 20 años se alinearon los planetas: Internet, el formato MP3 y Winamp hicieron posible escuchar música en la computadora, con una calidad aceptable y con la posibilidad de almacenar toda tu colección en un disco duro. En los tiempos de Apple Music y Spotify, poco queda de Winamp, pero junto a Napster, fue una de las aplicaciones que más hicieron por facilitar el acceso a la música.

Winamp es un nombre sonará a muchos, nunca mejor dicho, por ser el reproductor de música que todos teníamos instalado en Windows entre la segunda mitad de los 90 y la primera década de los 2000. Cuando la música se empezaba a escuchar en CD y se popularizaba un nuevo formato, el MP3, que permitía guardar canciones en un archivo no muy pesado con una calidad más que aceptable si no eras un sibarita.

El reproductor de música Winamp llegó en el momento perfecto en que surgía la internet de masas y en que el MP3 permitía la difusión de la música a través de varios canales. ¿Cómo escuchar todas esas canciones en MP3? WinAMP era la opción más práctica y en su edad dorada llegó a contar con más de 60 millones de usuarios.

Esta es la historia de Winamp, el reproductor que marcó una época, impulsó el MP3 y puso las bases para que iTunes, Spotify o Apple Music sean como son. Y como decía DJ Mike Llama, Winamp. It really whips the Llama’s ass.

Todo tiene un principio

Situémonos en el tiempo. El Compact Disc sale al mercado entre 1982 y 1983, primero en Japón y al año siguiente en Europa y Estados Unidos. Este nuevo soporte físico revolucionará la música tal y como la conocemos. La base sigue siendo física, igual que las casetes y los discos de vinilo, pero la información, la música, está codificada en ceros y unos, es digital. Desarrollado entre Philips y Sony, el CD es un formato para guardar música, pero pronto se usará también para almacenar toda clase de información y datos gracias a su versatilidad. En cualquier caso, la industria musical adoptará el CD como estándar hasta finales de 2010.

Por otro lado, en 1993 surge el formato MP3, un estándar de audio digital que permite transportar música en un archivo comprimido con una pérdida mínima de calidad. Surgido a partir del estándar MPEG-1, el MP3 se popularizará por muchos motivos, pero principalmente por ser un formato abierto, por ofrecer una ratio muy alta de compresión sin pérdida de calidad y, lo mejor de todo, por ser fácil de transportar. Con la popularización de internet surgieron servicios como MP3.com (1997) o Napster (1999) que permitían descargar y compartir música en este formato con las conexiones de aquel entonces.

WinPlay3 y las primeras versiones de Winamp (0.2a, 0.92 y 1). Fuente: Wikipedia

Pues bien. Para reproducir un archivo MP3 se necesita un software compatible. Y en el caso de Windows, no tardó en llegar. Si el MP3 vio la luz en 1993, dos años después surgía WinPlay3, el primer reproductor MP3 para Windows, tanto 3.1 como 95. Antes de WinPlay3, para escuchar MP3 tenías que descomprimirlo.

El aspecto de WinPlay3 era muy sencillo, básicamente una pantalla mostrando información sobre lo que está reproduciendo y los botones de reproducción habituales. El programa era gratuito y pronto se hizo popular, hasta que llegó WinAMP.

Los padres de la criatura

Justin Frankel y Dmitry Boldyrev estudiaban en la Universidad de Utah cuando se les ocurrió crear versión para Windows de AMP, acrónimo de Audio Mpeg Player, un decodificador de audio MPEG creado por Tomislav Uzelac entre 1996 y 1997 y que funcionaba principalmente en Linux.

Así nacía WinAMP, la versión para Windows de AMP, y que se convertiría en el reproductor estrella con sucesivas actualizaciones. Con todo, WinAMP empezó siendo un reproductor minimalista, un poco más elaborado que WinPlay3 pero poco más. La primera versión pública (0.20a), consistía en una barra de título y otra de menú que tenías que abrir para reproducir cada canción, una a una.

Durante 1997, WinAMP va tomando forma. La versión 0.92 añade la pantalla de reproducción, información sobre qué canción suena, regulador de volumen, botones de reproducción e incluso función de reproducción aleatoria, ya que esta versión sí permitía escuchar varias canciones seguidas. Y ese mismo verano ve la luz WinAMP 1.006, ya con el aspecto clásico de este reproductor, pero todavía sin el ecualizador y lista de reproducción que veremos más adelante.

Winamp Clásico y su versión Moderna

A primeros de 1998, Justin Frankel funda Nullsoft, la empresa que será propietaria de WinAMP su venta a AOL. Con Nullsoft, WinAMP pasa de ser gratuito a ser shareware, es decir, tenías que pagar 10 dólares para usarlo, si bien el programa del todo funcional aunque no pagases, tal y como ocurre con otro clásico de los 90 como es WinRAR. En paralelo, WinAMP tiene sus primeros problemas legales, y es que el creador de AMP, la base de este reproductor, decide cobrar por su uso. La respuesta de Nullsoft: cambiar AMP por su propio decoder Nitrane.

A nivel técnico, los cambios se suceden en WinAMP a grandes saltos. En el primer tercio de 1998, el reproductor añade soporte para plugins (versión 1.90). En un solo año de vida, WinAMP ya había sido descargado tres millones de veces.

Auge y caída en varios tiempos

De WinAMP en sus versiones previas a Winamp a partir de su versión 1.0. En adelante, este programa seguirá recibiendo continuas actualizaciones, algo curioso para un software gratuito, si bien con el sistema de licencia shareware, Nullsoft llegó a ingresar 100.000 dólares en un mes en su primer año.

Winamp 2.0 sale al mercado en septiembre de 1998 y se convertirá en el segundo programa de Windows más descargado según CNET, dueño del portal de descargas Download.com. Sólo lo superará ICQ, y a su espalda, Napster, iTunes y RealPlayer.

En 1999 volverán los problemas legales con los dueños del decodificador AMP. Si bien Winamp lo sustituyó por Nitrane, un juez federal de Estados Unidos no vio diferencia entre uno y otro y Nullsoft se vio obligada a cambiar finalmente al decodificador estándar creado por los padres del formato MP3. Con todo, no será ese un mal año, ya que en verano de 1999, el gigante AOL decide comprar Nullsoft por la friolera de 80 millones de dólares. A su vez, AOL se fusionará con Time Warner en 2000. Ese año, Winamp ya tenía 25 millones de usuarios registrados.

En 2002, Winamp empieza a dar algún que otro tropiezo. Con el lanzamiento de Winamp 3 se produce una división, ya que en paralelo se seguirá actualizando Winamp 2. ¿El motivo? La tercera versión no era compatible con los plugins de la segunda, y ello incluía el soporte a SHOUTcast, un sistema muy popular para realizar streaming de audio por internet. La solución llegará con Winamp 5, una manera simpática de fusionar Winamp 2 con Winamp 3 y que traerá una nueva interfaz conocida como Modern skin.

Para entonces, iTunes ya empieza a dar sus primeros pasos. De ahí que Winamp 5.2 tenga soporte para iPod, el reproductor MP3 de bolsillo de Apple que cambiará el mercado musical por completo. Por otro lado, la versión 5.6 tendrá soporte Wi-Fi para Android.

El ocaso de un gigante

A finales de 2013, AOL cierra la página oficial de Winamp, desde donde podías descargar el reproductor y lanza una última versión. En ese momento, su popularidad ha caído dramáticamente, en parte por las decisiones de AOL de introducir añadidos al instalador, como su buscador, su barra de herramientas para el navegador y otros servicios no solicitados por el usuario.

Además, iTunes, Windows Media Player y otros reproductores le habían quitado cuota de mercado con los años, eso sin contar la competencia de dispositivos tipo iPod o de smartphones Android y iPhone, a pesar de que Winamp lanzara versión para Android. Con todo, Microsoft se interesó por Winamp, si bien fue la belga Radionomy quien compró Winamp y SHOUTcast en 2014 para relanzarlo en 2018.

El futuro de Winamp todavía está por ver, si bien el consumo de música en la actualidad depende de servicios de streaming gratuitos (Soundcloud, YouTube) o de pago (Spotify, Apple Music). Quién sabe lo que le depara el futuro a Winamp.

La llama de Winamp

Winamp siempre ha dado que hablar, por un lado, por sus curiosidades y pequeños guiños o easter eggs que podías encontrar en este reproductor para Windows. Uno de ellos consistía en una imagen de Justin Frankel, uno de los padres de Winamp, escondida en la ventana de About.

Pero la curiosidad que más se recuerda de Winamp es su mítico MP3 de muestra que sonaba al abrir este reproductor. Con el nombre de Demo.mp3, este archivo apareció en Winamp por primera vez en su versión 1.91 de 1998. El audio dice básicamente “Winamp. It really whips the Llama’s ass”. En futuras versiones, ese MP3 se renombró a “DJ Mike Llama - Llama Whippin’ Intro”.

Curiosamente, este audio se grabó en 1997 para la primera versión de Winamp. La voz, el artista JJ McKay, del que poco sabemos a pesar de su fama indirecta. ¿Y de donde viene la frase de marras? Pues de la canción “Whip the Llama’s Ass” del cantante estadounidense Wesley Willis, conocido por sus letras humorísticas pero polémicas.

Al parecer, la canción fue bastante popular en su momento y gustó tanto a los padres de Winamp que decidieron adoptar a la llama, el animal, como mascota de su reproductor de música.