Fortnite recibió ayer el parche 8.10. La principal novedad fue, sin duda, un nuevo vehículo con lanzaventosas, el boloncho, que ya se había filtrado desde la semana anterior. Sin embargo, una de las características más importantes de la actualización está causando mucha polémica: la versión de Nintendo Switch perdió el emparejamiento aleatorio con PlayStation 4 y Xbox One.

A partir de ahora, los jugadores de la consola híbrida solo podrán enfrentarse a usuarios de iOS y Android. ¿La razón? De acuerdo a Epic Games, quieren ofrecer una mejor experiencia en la Switch y dispositivos móviles, sobre todo en el tema de la dificultad.

https://hipertextual.com/2019/03/fortnite-nuevo-vehiculo-boloncho

Existen algunas desigualdades muy evidentes cuando se disfruta Fortnite en el hardware de Nintendo. Los Joy-Con no son precisamente cómodos para jugar un shooter, menos un battle royale que requiere reacciones inmediatas, ya sea para disparar o construir estructuras. Está claro que no todos tienen la posibilidad de adquirir un Pro Controller.

Por otro lado, la tasa de imágenes por segundo es muy inferior en la Switch, 30fps respecto a los 60 fps en las consolas de Sony y Microsoft. Es una desventaja significativa que se nota inmediatamente en los disparos y movimientos de personajes.

La buena noticia es que no se han perdido todas las características del cross-play entre consolas. Los usuarios pueden seguir invitando a sus amigos para disfrutar partidas juntos o jugar al modo creativo. Lo único que se eliminó es el emparejamiento aleatorio cuando no tenemos la compañía de conocidos.