Facebook se está poniendo manos a la obra con el tema de las noticias falsas de cara a los meses venideros en España. La celebración de elecciones generales, autonómicas, locales y las europeas, casi todas al mismo tiempo, forman el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de las noticias falsas.

Ya a principios de este año, la red social anunció una serie de medidas que tenían como objetivo endurecer los mecanismos de control para este tipo de publicaciones. La nueva opción de "calidad de página" estaría al tanto para la eliminación de contenido que no cumpliese los ideales de la plataforma. Asimismo, si una web era reincidente en su actividad, Facebook procedería a la eliminación automática del perfil. Todo esto, con el peso de los pasados meses sobre la red social tras uno de sus peores años. El descubrimiento del caso de Cambridge Analytica y la injerencia rusa en las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, dando el triunfo a Donald Trump, a través de un sinfín de noticias falsas puso al mundo en alerta por el poder capaz de ejercer Facebook sobre la opinión de los votantes.

El anuncio de unas nuevas elecciones generales, antes de tiempo, no ha podido venir en un peor momento para la red social. Hace unos días, incluso, El Confidencial se hacía eco de una reunión "secreta" entre la red social y los diferentes partidos presentados a los comicios y sus jefes de estrategia digital. La idea era evitar, de nuevo, la propagación de bulos a través de sus redes. La conclusión de ese encuentro era que Facebook no tenía claro cómo afrontar las nuevas elecciones y evitar las noticias falsas.

La solución parece tener ya nombre

Desde enero, fecha del encuentro entre directivos de Facebook y jefes del área de estrategia ha pasado un tiempo y Facebook ha puesto en marcha todos sus mecanismos; al menos para intentar evitar las crisis pasadas.

En este sentido, Facebook ha anunciado dos fichajes estrella para su lucha en España. La red social ha contratado a Newtral, gestionada por Ana Pastor, y Maldita.es; ambas dedicadas a la verificación de datos y a eliminar bulos a través de sus investigaciones. Igualmente, la compañía de Zuckerberg seguirá contando con el respaldo de France Press, a través del acuerdo que firmaron para un total de 15 países.

A partir de ahora, estas dos plataformas se dedicarán a analizar los contenidos que los usuarios, y la propia red social, consideren sospechosos. A partir de la verificación por parte de estos dos analistas, Facebook considerará si debe eliminar o no dicha publicación. Igualmente, desde ambas plataformas confirman que poco o nada se podrá saber del éxito de su actividad; Facebook no suele publicar informes sobre los resultados de sus pesquisas en cuanto a la eliminación de noticias falsas.