Los huevos de pascua, esas pequeñas referencias que los directores de cine diseminan en sus obras para que el espectador más atento las encuentre, las comprenda y esto haga más satisfactorio su visionado, son de lo más habituales, casi obligatorias, en sagas como las del Universo Cinematográfico de Marvel. Pero uno no espera descubrir algo por el estilo en una película como Triple frontera (2019), el imprevisible thriller de acción realizado por el estadounidense J. C. Chandor (Margin Call), de reciente estreno en la plataforma de Netflix. Se trata de un curioso easter egg que uno solamente advertirá si recuerda con precisión o se ha zampado otro de sus filmes poco antes que el último.

Cuando Santiago García, alias Pope (Oscar Isaac), va a enseñarles a sus compañeros de fechoría en el primer tramo del filme lo que utilizarán para hacerse de oro en el sector de un muelle donde se amontonan los contenedores navales, por el camino vemos uno de color rojo en el que se puede leer: “Ho Won”, la compañía a la que se supone que pertenece. Y este contenedor es idéntico a aquel de calzado oriental con el que choca el barco del protagonista sin nombre (Robert Redford) de All Is Lost (2013), la segunda obra de Chandor, poco después del comienzo.

triple frontera netflix
Netflix

triple frontera netflix
Lionsgate

Esta circunstancia es fundamental en los terribles problemas que afronta para sobrevivir durante su travesía por el mar de Java, y teniendo en cuenta que “ho won” significa “buena suerte” en chino, podemos considerarlo una ironía formidable con bastante mala baba del director y guionista, tanto para el único personaje de All Is Lost como, ahora con este peculiar huevo de pascua, para el equipo de militares de Triple frontera.