Tras probar los Oppo Find X y RX17 Pro, con el cargador SuperVOOC de 50 W y su media hora para completar la carga, entendí el potencial real de esta posibilidad. Se trata de autonomía virtualmente infinita, si es que tenemos unos minutos para acercarnos a una pared con conexión eléctrica. No hace falta irse a la noche para devolver toda la carga al móvil.

Aunque Oppo está licenciando esta tecnología a múltiples fabricantes –entre los que se encuentra el OnePlus 6T McLaren Edition–, estos no habían alcanzado tal potencia de carga. Al menos, hasta ahora. Y es que Xiaomi exhibe ahora un cargador de nada menos que 100 W de potencia, que promete cargar el móvil en 17 minutos, mientras que el terminal de Oppo se queda en el 65%. Sin lugar a dudas es una muy buena excusa para llevarlo siempre encima.

https://hipertextual.com/analisis/xiaomi-mi-9

En un vídeo subido a la red social china Weibo, según publican en The Verge, se la comparación de estos dos sistemas de carga en para móviles funcionando.

Podemos ver que, si nos quedáramos sin batería con este prototipo de 4.000 mAh, podríamos recargar hasta un 40% de la misma en tan solo 5 minutos, o un 15% en tan solo un par de minutos. Aunque sin duda es un buen empujón para salir de un apuro, queda por ver cómo se comportan estas cargas tan agresivas con la duración de la batería del smartphone y en su conservación.

De momento Xiaomi cuenta en su Mi 9, el terminal de referencia de la casa para este 2019, con un cargador rápido de 27 vatios que se vende por separado. Con él, las pruebas nos arrojan unos 55 minutos de carga. En este caso estaríamos frente a un sistema unas tres veces más rápido en promedio para una batería que es, además, sensiblemente mayor. Frente a su carga rápida inalámbrica, de 20 W, nos encontramos con que este se va por encima de la hora de carga. Hay diferencia, desde luego.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.