Después de dos semanas de juicio, la disputa legal entre Apple y Qualcomm encontró una resolución final este viernes. Un jurado de San Diego, California, determinó que los de Cupertino violaron tres patentes del fabricante de chips. Por lo tanto, la empresa dirigida por Tim Cook deberá pagar 31 millones de dólares por daños.

Fue en 2017 cuando Qualcomm presentó la demanda. Las tres patentes involucradas explican lo siguiente: cómo un teléfono se puede conectar rápidamente a internet después de encenderse, cómo lograr que la batería sea más eficiente durante el procesamiento de gráficos y, en la última, detallan una característica para que aplicaciones descarguen datos a mayor velocidad.

Según la información del portal CNET, Apple argumentó que uno de sus ingenieros, Arjuna Siva, contribuyó a crear una de las patentes y debía estar mencionado entre los autores. Aseguraron que Qualcomm robó la idea mientras ambas compañías colaboraban para integrar los módems del fabricante en el iPhone. La intervención de Silva, que ahora trabaja en Google, pudo haber cambiado el transcurso del juicio, pero no se presentó a declarar la semana anterior.

Apple también cree que Qualcomm inició la disputa al enterarse que Intel sería el segundo proveedor de chips para los iPhone, un movimiento que se anunció en 2016. Mencionaron que la compañía de San Diego estaba "molesta" porque se había perdido la relación exclusiva que ambas partes iniciaron en 2011.

"El veredicto unánime del jurado hoy es la última victoria en nuestro litigio mundial de patentes dirigido a responsabilizar a Apple por el uso de nuestras valiosas tecnologías sin pagar por ellas", aseguró Don Rosenberg, consejero general de Qualcomm. Por su parte, un portavoz de Apple mostró su decepción total: "La campaña en curso de Qualcomm por reclamos de infracción de patentes no es más que un intento de distraer los grandes problemas que enfrentan con las investigaciones sobre sus prácticas comerciales en la corte federal de EE. UU. Y en todo el mundo".

La batalla entre los dos gigantes está lejos de terminar. Apple, Intel y la FTC (Comisión Federal de Comercio, por sus siglas en inglés) demandaron a Qualcomm por su monopolio de módems para dispositivos móviles. Dicha acusación sigue sin tener un final, pero es muy probable que todo cambie en el presente año.