Junto al Nokia 9 Pureview, el teléfono con cámara de 5 lentes, la marca ha presentado en este Mobile World Congress toda una batería de teléfonos para completar sus gamas menos ambiciosas en el apartado técnico.

Se trata de los Nokia 4.2, Nokia 3.2, Nokia 1 Plus y Nokia 210. Los tres primeros son smartphones con Android, y el último un feature phone, o lo que viene siendo un teléfono de los que hace poco más que llamar y mandar mensajes de texto.

 Nokia 4.2 y Nokia 3.2

Ambos llegan con un diseño más adaptado a la tendencia al 'notch', que, sin entrar en demasiados detalles en torno a sus características, la marca nos presenta en un tono más bien desenfadado. Ambos cuentan con Google Pay, sensor de huellas o Google Assistant integrado. El Nokia 4.2 cuenta con una doble cámara trasera, mientras que la del Nokia 3.2 es única.

Llegará en dos versiones que llegarán a partir del próximo mes de abril, de 16 y 32 GB de capacidad, a un precio respectivamente equivalente de 169 y 199 dólares al cambio. Podemos esperar un precio similar en su comercialización en euros.

Sin ofrecer todavía precios en euros, se esperan también para mayo en dos versiones de 16 y 32 GB de capacidad, aunque esta vez por un precio del orden de 139 y 169 dólares al cambio.

Nokia 1 Plus

El smartphone más limitado de presentado por HMD Global será el primero en llegar –el próximo mes de marzo–. El Nokia 1 Plus, un teléfono con Android Go –la versión más limitada del sistema operativo de Google– y llegará por tan solo 99 dólares o su equivalente.

Nokia 210

Nokia lleva unos años insistiendo con dispositivos más básicos para el nicho de rezagados que todavía no se han convencido de utilizar –o no hacero siempre– pequeños ordenadores que caben en la palma de la mano y para todo.

Para ellos llega en 2019 el Nokia 210, un pequeño teléfono que permite navegar por internet o jugar al clásico Snake. Todo en un acabado plástico tan fiel a su estilo original.

También accesorios ha presentado Nokia, dando a conocer dos cargadores inalámbricos. El primero de ellos es el Nokia Wireles Charger, que llegará por 49 dólares o su equivalente. 15 dólares más para hacerlo portátil con el Portable Wireless Charger, que sale por 64 dólares. Estos son compatibles con el Nokia 9 PureView o con el Nokia 8 Scirocco.