HMD Global, la empresa que explota la división móvil de Nokia, ha hecho hoy oficial uno de los smartphones de los que más se lleva hablando durante los últimos meses. Se trata, naturalmente, del Nokia 9 PureView, aquel que cuenta en su parte trasera con una cámara de cinco lentes.

Como se había filtrado de manera previa, el teléfono llega con el procesador Snapdragon 845 –no el actual 855– de Qualcomm, 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. En la parte frontal encontramos una pantalla de 5,99 pulgadas con resolución 2K y en la trasera, como ya se sabía de antemano, cinco lentes.

Cada una de las lentes cuenta con la misma configuración: 12 megapíxeles y apertura f/1.8. Una elección insólita que lo es aún más teniendo en cuenta que tres de ellos son monocromo y dos en color. Todas estas lentes trabajan de manera simultánea cada vez que se toma una fotografía, recogiendo en el proceso una mayor cantidad de detalle y combinando el resultado en una única imagen.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.