El FBI ha acusado a otro empleado de Apple por robar secretos comerciales relacionados con Project Titan, la iniciativa para desarrollar un sistema de conducción autónoma. Según reporta NBC, se trata del ciudadano chino Jizhong Chen, quien empezó a trabajar en la compañía de Cupertino desde verano del año anterior. Esta es la segunda vez que un trabajador es acusado por la misma situación.

De acuerdo a la investigación, el empleado comenzó con sus actividades ilícitas semanas después de obtener su puesto. Era desarrollador de hardware de Project Titan, como llaman al programa internamente. Compañeros señalaron que Chen tomaba fotografías en el área donde desarrollan el proyecto. Rápidamente fue cuestionado por el equipo de seguridad de Apple, sin embargo, argumentó que solo quería respaldar su trabajo en una computadora personal.

Al intervenir el ordenador encontraron más de 2.000 archivos con información confidencial propiedad de Apple, incluyendo "esquemas de manuales y diagramas". Por supuesto, también estaban presentes cientos de fotografías, las cuales se capturaron en junio y diciembre del 2018. Curiosamente, el trabajador las volvió a tomar desde la pantalla de su ordenador. Las autoridades creen que así intentaba burlar el sistema de seguridad de la empresa.

Tras las sospechas, el empleado fue colocado en un "plan de mejora de rendimiento" el pasado diciembre, sabiendo que en cualquier momento podía ser despedido. Además, reveló que había solicitado empleo en dos compañías, una de ellas una firma de vehículos autónomos de China. No se ha revelado la empresa, pero se sabe que su producto compite directamente con el proyecto de Apple.

El acusado fue detenido un día antes de viajar a China; explicó que planeaba visitar a su padre enfermo. Chen se enfrenta a una condena de hasta 10 años en prisión y una multa de 250.000 dólares. El abogado defensor se negó a dar comentarios acerca del caso.

Los de Cupertino se expresaron sobre la situación por medio de un portavoz: "Apple se toma muy en serio la confidencialidad y la protección de nuestra propiedad intelectual. Estamos trabajando con las autoridades en este asunto y estamos refiriendo todas las preguntas al FBI".

Como se mencionó anteriormente, no es la primera vez que sucede un hecho similar. En julio de 2018, Xiaolang Zhang fue detenido por robar secretos y algunas piezas de hardware. Al igual que Chen, trabajaba en Project Titan. Tenía acceso a una gran cantidad de datos sobre el programa debido a su puesto como diseñador de placas de circuitos. En total se llevó aproximadamente 40 GB de documentos confidenciales. Zhang estuvo en contacto con Xpeng, una startup china de vehículos autónomos. Sin embargo, en ese momento se se pudo comprobar si logró compartir los archivos.